Enésimo grito de los sindicatos contra la “intolerable” temporalidad en la sanidad madrileña

Enfermera
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La precariedad en la sanidad pública madrileña, representada en la encadenación de contratos temporales, se ha convertido en el principal caballo de batalla de los sindicatos. En numerosas ocasiones, las organizaciones de sanitarios han reclamado a la Comunidad de Madrid que ataje la alta temporalidad que hay en el sector. Un grito que vuelve a lanzarse ahora que el Gobierno de Cristina Cifuentes ha abierto la mano con una oposición de 1.400 plazas para profesores.

Las organizaciones CGT Sanidad Madrid, Sindicato Asambleario de Sanidad (SAS), Sindicato SUMMATE y Sindicato Único de Sanidad e Higiene (SUSH) han vuelto a mover ficha para llamar la atención del Ejecutivo regional para abordar la “intolerable situación de temporalidad de las plantillas del Sermas”. Y para ello, buscan el apoyo de los grupos parlamentarios, a los que han mandado un escrito registrado en la Asamblea de Madrid con los datos que evidencian el conflicto.

Y es que los cálculos no les salen a estos sindicatos. Según los datos a los que ha tenido acceso ElBoletín.com, las organizaciones denuncian que de 2008 a 2016 se han perdido un total de 6.911 puestos de trabajo. Un escenario al que se le suma que desde 2004 hasta 2016 se ha jubilado cerca de 30.000 profesionales. En cambio, en el mismo periodo de tiempo, se han convocado apenas 10.000 plazas para todas las categorías sanitarias. “Solo se han convocado 1/3 de las plazas (distribuidas de manera muy desigual, ya que numerosas categorías no han tenido convocatoria alguna)”, resumen.

Una temporalidad que los sindicatos cifran que sufren 25.828 profesionales de la sanidad madrileña. “Si no se pone solución a esta situación, se corre el riesgo de que un importante número de profesionales sin cuyo trabajo no hubiese sido posible mantener la calidad y continuidad de la sanidad pública, se vean fuera de la misma”, lamentan. Por ello, una de las salidas que ven las organizaciones pasa por articular un “procedimiento excepcional” que “permitiese consolidar a estas personas, ya que además el propio sistema no debería permitirse su pérdida” y más al ver que las previsiones estiman que en los próximos 10 años se jubilarán unos 19.000 trabajadores fijos del Sermas.

“De no arreglarse, nos encontraremos con una tasa de temporalidad/precariedad que, bajo nuestro punto de vista va mucho más allá del aspecto laboral, pudiendo llegar a comprometer la calidad asistencial”, advierten los sindicatos a los grupos parlamentarios, de los cuales, según los propios protagonistas, solo han recibido el interés de Podemos. De ahí la necesidad de ese “procedimiento excepcional”.

La propuesta de los sindicatos

Asimismo, las organizaciones han presentado a las fuerzas parlamentarias una propuesta que tiene como pilar ‘rescatar’ a tres colectivos “afectados”: los propietarios, que tienen derecho a traslado; las personas que están fuera del sistema que desean incorporarse al mismo, así como el personal temporal que lleva décadas sin haber podido obtener una plaza fija. De ahí que los números que manejan los sindicatos viran por dos opciones:

  • Convocatoria de un Concurso de Traslados y un Concurso de consolidación (que se resuelva simultáneamente para minimizar al máximo los despidos) de todas las vacantes existentes a 31 de diciembre de 2016 (interinas en plaza vacante y eventuales estructurales).

  • Convocatoria de una OPE tradicional mediante el sistema “habitual“de concurso-oposición.- A convocar cuando se apruebe la Oferta de Empleo Público de 2017 y que contaría, como de costumbre, con un número de plazas en función de la tasa de reposición que se apruebe, y que en ningún caso debería estar por debajo del 100% de las vacantes generadas ese año. Para años sucesivos no solo se contaría en este apartado con las nuevas vacantes generadas, sino con aquellas a las que dará lugar el concurso de traslados de 2017 (las plazas que estaban ocupadas por el personal que presta servicios en Madrid y obtiene nuevo destino).

“Se adopte la solución que se adopte, la conversión en fijos de los/as trabajadores/as temporales sería sin coste adicional, ya que en este momento, tras la equiparación de los trienios y la que parece próxima de la Carrera Profesional para el personal no fijo, los costes salariales serían los mismos se fuese fijo o no”, apuntan los sindicatos.

Por todo ello, la esperanza de las organizaciones firmantes pasa por “la sensibilidad y responsabilidad” de los partidos ante “una situación tan grave y perentoria”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA