Energía vs banca: la cara y la cruz en bolsa para afrontar la temporada de resultados

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las pérdidas siguen siendo la tónica general en los mercados europeos, lastrados por la incertidumbre en torno a la aprobación por parte de la Comisión Europea de los presupuestos italianos mientras persiste el desacuerdo con Reino Unido sobre el Brexit. En España, el Tribunal Supremo ha puesto la puntilla en el Ibex 35 al determinar que los impuestos en la formalización de las hipotecas deben ser abonados por el banco y no por el cliente, una decisión que ha provocado el desplome del sector financiero y ha llevado al principal índice de la bolsa española a tocar nuevos mínimos de dos años.

Con este panorama, los analistas consultados se muestran muy cautelosos en sus apuestas a corto plazo y se fijan de nuevo en valores tradicionalmente defensivos como los energéticos. En este sentido, el analista de Renta 4 Eduardo Faus recomienda Naturgy, compañía que “rompe en cierre trimestral los máximos de 2007 y 2014 en 21 euros, convirtiendo este nivel como soporte inmediato”. “El valor entra en nuestra estrategia de rupturas trimestrales de largo plazo ante la magnitud de la ruptura. La zona de 21 ahora es soporte”, explica Faus.

El experto de Renta 4 también ve potencial en Repsol, que “a corto plazo fluctúa en el interior de un rango con soporte en 16 y resistencia en 17,5 euros”. “La pérdida de la directriz alcista de corto plazo presiente debilidad pese a rebotes. Mejor aspecto de cara al largo plazo”, apunta Faus.

La terna de valores recomendados por este analista la completa Telefónica. La compañía, según Faus, “mantiene el buen tono desde los mínimos de hace unas semanas en 6,6 euros, ignorando las caídas adicionales del mercado”. El analista de Renta 4 apunta a una “resistencia clave de cara a próximas semanas en 7,75 euros, paso de la directriz bajista desde los máximos de 10 euros”.

Por su parte, el analista independiente José Ramón Sánchez Galán hace notar que “el pesimismo se ha instalado en el mercado, por lo cual, es complicado hallar valores claramente alcistas”. “Si acaso, hay posibilidades de mercado cortoplacistas, o bien para mantenerse en el valor a la espera de mejores tiempos. Los grandes, no terminan de despegar. Igual es hora de buscar oportunidades en otros valores menos conocidos como Barón de Ley, Amper, Faes o Codere, por poner algunos ejemplos…”, apunta.

Asimismo, este experto cita a Siemens Gamesa como un valor a tener en cuenta. La situación interna de la empresa entre los alemanes Siemens y la española Iberdrola, el lanzamiento de un profit warning hace exactamente un año, un ERE con el despido de 6.000 trabajadores y cierre de algunas empresas como la de Miranda del Ebro, no auguraban buenas perspectivas para la compañía con caídas continuadas del valor. Sin embargo, parece que actualmente el panorama aparece más despejado tras la reestructuración del staff directivo y cierta calma después de las tensiones sufridas”, señala Sánchez Galán.

En sentido técnico, el soporte a largo plazo en la zona de los 9,19 euros parece aguantar razonablemente bien, agrega el analista. “De hecho, ha rebotado hace poco menos que una semana, con cierta confirmación de volumen, tratando de configurar una formación de vuelta en “V”, con objetivos en los 10 euros para completarse (alrededor de un 0,88% desde los niveles actuales), aunque la confirmación definitiva estaría toda vez que se mantuviese en el entorno de los 10,30 euros, con volumen y, al menos, por encima de su media a corto plazo, pero sin superar las otras de medio y largo plazo”, explica.

Sánchez Galán también ve posibilidades de compra especulativa en Inypsa, cuyo proceso de fusión anunciado el pasado mes de abril con Carbures (pasarán a llamarse a Airtificial), ya está prácticamente ultimado, una operación que el mercado premió en su momento haciendo que ambas compañías superasen incrementos del 3%. “Se creará un grupo tecnológico con más de 1.100 empleados y una capitalización de 200 millones”, resalta.

En cuanto a su cotización, Sánchez Galán recuerda que desde el pasado mes de septiembre Inypsa trata de formar una tímida tendencia alcista, con un canal de base en la zona de los 0,15 euros y techo en el entorno de los 0,17 euros (un 13,33% de margen). “Es posible que pueda recuperar posiciones hacia la parte alta del canal, pero la debilidad del movimiento no augura posteriores alzas con firmeza, aunque lucha por situarse por encima de sus medias a diferentes plazos, aproximadamente a 1,92% de promedio entre las tres. No es un valor de inversión, más bien de negociación”, puntualiza.

En el lado negativo, el analista independiente desaconseja Indra, cuyo Plan Estratégico 2018-2020, marcado por el crecimiento y la rentabilidad, no acaba de cuajar en el mercado, que observa con nerviosismo una caída continuada del valor, debido más a una combinación de factores, que a uno específico. “Recordemos que presentó en julio un beneficio neto de 37 millones de euros en el primer semestre. Con 40.000 empleados, presencia local en 46 países (y operaciones comerciales en más de 140) y unos ingresos de 1.634 millones de euros, esta cifra se antoja escasa, y ha dejado ciertas dudas en el mercado por lo que es complicado que tenga los resultados del año pasado”, aduce Sánchez Galán.

“La tendencia bajista ya parece instalada en el valor desde máximos en octubre de 2017, con tímidas correcciones al alza que no han supuesto un cambio de sesgo. El objetivo se encuentra en la zona de los 8,50 / 8,47 euros. Podría haber un cierto ‘parón’ de los precios tras los abruptos descensos, pero no implicaría más que una pausa, antes de la posibilidad de seguir tendencia, con volumen y osciladores respaldando la situación”, sentencia.

Tampoco ve oportunidades en ArcelorMittal, compañía que sigue con su proceso de desinversión conforme a lo acordado con la Comisión Europea para permitir completar la adquisición de Ilva, sujeta a a la aprobación de las autoridades europeas y a la conclusión de las consultas con los representantes de los trabajadores. Además, recuerda Sánchez Galán, el mercado está a la expectativa de que la operación merezca la pena y el resultado pueda tener las posibilidades antes de la fusión.

En sentido técnico, el analista cree que las posibilidades de continuación de una figura bajista de triple pico es cada vez más cercana, lo cual supondría ir hacia niveles en la zona de los 23/ 23,80 euros. “Los gráficos a más largo plazo apuntan a una posibilidad de agotamiento de tendencia en la zona de los 24,13 euros, pero dentro de un sesgo pesimista. Veremos qué hace en ese nivel antes de decantarnos por una alternativa clara a favor o en contra. De momento y, por si acaso, se deberían aprovechar repuntes para hacer algo de caja”, indica.

Por su parte, Eduardo Faus aconseja alejarse de valores financieros y, en particular, de Bankia y Caixabank. Respecto a la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, el analista de Renta 4 hace notar el “nuevo rechazo desde el área de resistencia situado en niveles de 3,7 euros, perdiendo a su vez los mínimos de septiembre en 3 euros. La debilidad estructural de cara al próximo año se acusa. Aprovecharíamos rebotes para deshacer posiciones”.

En cuanto a Caixabank, Faus señala que el valor “amaga la pérdida del rango lateral que forma en los últimos 12 meses, presentando una mala situación técnica de cara al medio plazo”. “A corto plazo puede encontrar dinero en niveles de 3,5 euros, aunque desconfiaríamos de los rebotes”, advierte.

Por último, el analista de Renta 4 descartaría Sacyr ya que pierde el paso de la directriz alcista desde los mínimos de finales del año pasado, abriendo un escenario peligroso de cara a los próximos meses, ante los síntomas de nacimiento de importante movimiento. Así, sitúa la resistencia en 2,8 euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish