El Sindicato de Inquilinos ocupa la sede del PSC para exigir que se regulen los alquileres

Alquileres asequibles, desahucios silenciosos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una treintena de miembros del Sindicato de Inquilinos de Barcelona (Sindicat de Llogaters) han ocupado el vestíbulo de la sede del PSC para exigir al Gobierno del PSOE la regulación de precios del alquiler, con motivo de la aprobación este martes del Real Decreto de alquileres “sin incluir ninguna medida para regular los precios”. Esta iniciativa forma parte de las protestas que han convocado para hoy los activistas por el derecho a la vivienda para exigir al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla el acuerdo presupuestario que alcanzó con Unidos Podemos de permitir a los Ayuntamientos intervenir el precio de los arrendamientos en las zonas con subidas más desorbitadas.

La portavoz del sindicato, Marta Ill, ha asegurado que lo que pretende la nueva regulación es alargar los contratos de alquiler sin incluir una regulación de precios: “Esto es irresponsable, porque los pisos aún aumentarán más de precio”, y ha reclamado al PSOE que cumpla su pacto con Podemos para regular los precios Preguntados sobre cuánto prevén que durará la protesta, Ill ha afirmado que su marcha de la sede está condicionada a que les hagan caso: “Hasta que nos den una respuesta que nos parezca suficiente”, y ha reprochado a los portavoces del PSC Salvador Illa y Eva Granados les hayan instado a solucionar el conflicto votando cada cuatro años, según el Sindicat.“Su respuesta ha sido muy básica. Nos han dicho que, a través de nuestro voto cada cuatro años, damos legitimidad para que los representantes del Gobierno cambien estas leyes. Nos parece insultante que nos expliquen cómo funciona el sistema de representación. Y todos sabemos que es un sistema absolutamente insuficiente”, ha relatado en declaraciones recogidas por Europa Press.

La reacción del PSC

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, por su parte, ha expresado su respeto por la ocupación que está haciendo el Sindicato de Inquilinos y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de la sede de los socialistas en Barcelona, y ha afirmado que no tienen “ningún inconveniente” en que se produzca esta protesta.

Ante la voluntad de los activistas de mantener la ocupación hasta que no se retire la aprobación del Decreto del orden del día del Congreso o se incluyan sus demandas, Illa ha sostenido que no tienen ningún problema: “Nos han dicho que serán respetuosos con las instalaciones y que solo quieren hacer evidente la protesta. Si esto es así, no tenemos ningún inconveniente. Hasta ahora está siendo así. La política es esto”.

También ha asegurado que él y la portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, han hablado con los representantes del sindicato para escuchar sus demandas, y las han trasladado a los diputados de su formación en el Congreso que se encargan de esta cuestión.

La vivienda en los PGE

Además, Illa ha defendido las políticas de vivienda que está impulsando el Gobierno central. Ha señalado que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) aumentan las partidas de ayuda a la vivienda en un 41% y ha reivindicado que cuando el PSC gobernó en el Ayuntamiento de Barcelona se hicieron 4.000 viviendas sociales, mientras que el actual Gobierno municipal ha hecho 700, según él.

“No solo no somos insensibles, sino que demostramos que nos tomamos la vivienda como un derecho”, ha sentenciado.