El presidente del tribunal de la Gürtel renuncia a redactar la sentencia por discrepancias

Declaración de Mariano Rajoy
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El magistrado de la Audiencia Nacional Ángel Hurtado renuncia ser el ponente de toda la sentencia del macrojuicio de la Gürtel. Cada miembro del tribunal redactará el fragmento en el que no haya acuerdo, lo que revela fuertes desavenencias entre los tres miembrosd el mismo. En este caso se juzga al PP como presunto partícipe a título lucrativo de la caja B del partido en la primera época de la trama corrupta.

En una providencia, la AN informa del «acuerdo del presidente del Tribunal del caso Gúrtel pieza Época I, Ángel Hurtado«, en el que señala que “dadas las discrepancias habidas sobre algunos puntos sometidos a debate, en el curso de la deliberación, con este Magistrado, Ponente del asunto, por parte de los otros dos Magistrados que componen el Tribunal, encargo la redacción a mis compañeros, para que redacten la resolución en la parte que cada uno discrepe».

Con este movimiento, se espera un voto particular de Hurtado en la sentencia del macrojuicio.

Las primeras reacciones valoran que el cambio podría empeorar el escenario de los populares, al tratarse de un juez conservador que ahora delega la redacción de la sentencia en las partes en que su criterio difiere del de sus compañeros.

El pasado mes de noviembre la Sala de Gobierno del alto tribunal aprobó nuevas normas para el reparto de casos entre sus tribunales. De esta manera, el juez Julio de Diego cayó del llamado caso ‘Bárcenas’ (que juzga la caja B del PP). El voto de De Diego fue clave para que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tuviese que comparecer como testigo en el caso central por la trama de corrupción.

En aquella declaración fue el propio Ángel Hurtado, que votó en contra de que Rajoy testificase, el encargado de dirigir la sesión. Su actuación fue criticada por promover una sesión más amable para el presidente del Ejecutivo de lo que las acusaciones habrían deseado.

No obstante, el juez Julio de Diego sí es uno de los tres magistrados encargados de juzgar el macrojuicio de la primera etapa de la trama Gürtel, junto a Hurtado como ponente y a un tercer juez, José Ricardo de Prada.