El precio del gas seguirá elevado: no dará tiempo a reponer los inventarios antes del próximo invierno

Coche nieve

Frío invernal

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A pesar de que los precios del gas han dado un ligero respiro en las últimas semanas, seguirán siendo elevados durante el resto del año. Así lo señalan en un informe los analistas de ABN Amro, que avisan además de que a Europa no le dará tiempo ni siquiera a reponer sus stocks antes de la llegada del próximo invierno.

Los precios del gas se suavizaron a partir de mediados de diciembre, pero “sigue habiendo incertidumbre”, apunta en un informe Hans van Cleef, economista senior de ABN Amro. Justo antes de la temporada de vacaciones, los precios del gas bajaron considerablemente. A partir de mediados de diciembre, los precios del Title Transfer Facility (TTF) cotizaban por encima de los precios del gas natural licuado en Asia (Japón/Korea LNG). El resultado fue que más buques cisterna de GNL empezaron a dirigirse a Europa, algunos incluso dando media vuelta cuando ya se dirigían a Asia.  A ello se sumó que en Año Nuevo, el primer contrato negociado pasó de 2022 a 2023 (año natural +1). “Esto tuvo un impacto técnico a la baja, ya que las expectativas del mercado sobre los precios del gas para 2023 son más bajas que para 2022, dadas todas las incertidumbres actuales sobre el suministro de gas europeo”.

Sin embargo, el analista recuerda que “los inventarios europeos de gas se encuentran actualmente en niveles muy bajos para la época del año”. Además, las exportaciones rusas de gas hacia Europa “casi se han detenido”. Para las importaciones adicionales de gas, Europa depende del gas natural extra de Rusia o -a través del GNL- de países como EEUU, Australia o Qatar.

En ese sentido, la semana pasada los precios del GNL asiático volvieron a cotizar por encima de los precios del TTF. “La cuestión es si esto se mantendrá”, avisa Van Cleef. “Si es así, será interesante ver si el GNL no contratado seguirá enviándose hacia Europa, o si los precios asiáticos más altos provocarán otro giro de 180 grados. Esto significaría que la mayor parte del GNL no contratado acabaría en Asia -principalmente en China- una vez más, añadiendo más presión a los ya limitados inventarios de gas europeos”.

La dirección de los precios del gas dependerá también “en gran medida” de las condiciones meteorológicas de los próximos meses y de la “tensa situación geopolítica” en relación con Rusia y Ucrania. “En caso de que se produzca una escalada, las posibilidades de que NordStream 2 esté disponible a lo largo del año serían escasas. Además, existe el riesgo de que Rusia siga reduciendo los suministros de gas a Europa y (probablemente) se limite a cumplir los contratos de suministro de gas existentes, que cada vez son menos”, cree el economista del banco holandés.

El próximo invierno

Pero incluso sin una escalada los mercados del gas seguirán tensos. “El bajo nivel de los inventarios de gas y las dificultades para aumentar las importaciones de gas mantendrán los precios del gas más altos durante más tiempo”, cree el analista. “No solo los inventarios de gas estarán en niveles extremadamente bajos al final de este invierno, sino que también será difícil reponerlos antes de que comience el próximo invierno (2022-2023)”.

Después de que el nuevo gobierno alemán indicara que posiblemente NordStream 2 no entrará en funcionamiento, “observamos un salto significativo de los precios futuros del gas en la curva a plazo (serie de precios para la entrega de gas en el futuro). Mientras que inicialmente sólo los precios del gas con entrega hasta marzo de 2022 eran muy elevados, ahora los precios hasta marzo de 2023 inclusive cotizan significativamente más altos que el resto de la curva”. “Esto indica que el mercado tiene una confianza limitada en que la escasez de gas desaparezca antes del próximo invierno”, avisa Van Cleef.

El equipo de análisis de ABN Amor espera para el primer trimestre de 2022 un precio medio de 50 euros/MWh en el TTF, frente a los 40 euros/MWh). “Partimos de la base de que será un invierno medio y de que no habrá escaladas en relación con la situación con Rusia. En caso de una escalada y/o un invierno duro (en Europa y/o en Asia) los precios del gas pueden ser temporalmente mucho más altos. Es difícil predecir hasta dónde podrían llegar los precios en una situación así, ya que se trata de un territorio inexplorado”.