El precio de la vivienda se dispara al mayor ritmo en 15 años y alimenta el temor a una burbuja

Viviendas

Viviendas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los precios de la vivienda a escala mundial han registrado la mayor subida desde antes de la crisis financiera mundial, después de que la pandemia se haya traducido en un frenesí del mercado en países como Nueva Zelanda, EEUU o Canadá.

De acuerdo con el Índice Global de Precios de la Vivienda elaborado por Knight Frank con datos de 56 países, en el primer trimestre del año los precios medios aumentaron un 7,3% en tasa interanual, la mayor subida desde el cuarto trimestre de 2006, justo antes del estallido de la crisis subprime que provocó una crisis financiera mundial.

Turquía encabezó la lista, registrando un crecimiento del 32% (aunque sin los efectos de la inflación sería de un 16%), seguida de Nueva Zelanda, con un 22,1%. Un total de 13 países, principalmente naciones desarrolladas, registraron un crecimiento anual de precios de dos dígitos. Entre ellos se encuentran EEUU (13%), Suecia (13%), Austria (12%), Canadá (10,8%) y Reino Unido (10,2%).

Los gobiernos intentan enfriar el mercado

Con hasta 13 países que registraron un crecimiento de doble dígito, “no es de extrañar que se hable cada vez más de burbujas inmobiliarias postpandémicas, pero las autoridades ya están empezando a tomar medidas”, señala Knight Frank. Desde enero de 2021, las autoridades de China, Nueva Zelanda e Irlanda han intervenido con una serie de medidas que van desde el endurecimiento de las normas de préstamo hasta el aumento de los derechos de timbre para las compras múltiples. Canadá también está estudiando detenidamente un impuesto nacional sobre las viviendas vacías y China está reflexionando sobre un impuesto nacional sobre la propiedad.

“Con la adopción de medidas por parte de los gobiernos y la finalización de las medidas de estímulo fiscal a finales de este año en varios mercados, es probable que el sentimiento de los compradores sea menos exuberante, además de que la amenaza de nuevas variantes y los parones en el proceso de vacunación pueden ejercer una mayor presión a la baja sobre el crecimiento de los precios”, apunta el informe.

Otro factor a tener en cuenta es que, aunque a escala global ha habido una subida del 7,3%, en varias grandes economías los precios de la vivienda bajaron en el primer parcial del año. En Italia apenas subieron un 1,6%, mientras que en España cayeron un 1,8% -la mayor caída de todos los países analizados-, “ya sea debido a los estrictos cierres, las preocupaciones económicas o el exceso de oferta”, concluye Knight Frank.