El PP se embarca en la misión ‘salvar Madrid’ con Rajoy al otro lado del charco

Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez-Maillo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La dirección nacional del PP no está dispuesta a perder la Comunidad de Madrid. La petición de dimisión de Ciudadanos a la presidenta autonómica por el escándalo del máster ha disparado todas las alarmas. La región es la joya de la corona del partido y dejar de gobernar en ella no entra en los planes de Génova. Y menos aún ahora, a falta de un año de las elecciones. De ahí que los populares se hayan embarcado en la misión ‘salvar Madrid’. Una operación en la que ya se estudia sacrificar a Cristina Cifuentes.

Este lunes Génova tomaba las riendas de la situación tras conocerse que Ciudadanos exigía la dimisión de la dirigente madrileña y urgía al PP regional a buscar un candidato alternativo que asumiera la presidencia de manera interina. La dirección se ponía al frente de esta crisis. El coordinador general del partido, Fernando Martínez-Maillo, anunció que intentará negociar una “solución razonable” con la dirección de la formación naranja.

Por el momento estos esfuerzos han sido en vano. Albert Rivera y los suyos se mantienen firmes en su postura, según pudo demostrar el propio Maillo en la conversación que mantuvo ayer con el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas. Este último trasladó por teléfono al dirigente popular su rechazo a negociar otra salida.

Esto pone en aprietos a los populares, que se mostraban dispuestos a dar un paso atrás y aceptar todas las condiciones impuestas por el partido naranja en la comisión de investigación del máster en la Asamblea de Madrid. El PP daría su apoyo a la fórmula de Ciudadanos y se olvidaría de que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, o el líder de los socialistas de la región, Ángel Gabilondo, fueran a dar explicaciones a este órgano, tal y como defendieron este lunes.

Génova ya no descarta nada. Tampoco dejar caer a Cifuentes. Esta posibilidad se encuentra sobre la mesa. Y es que, una cosa es que el “ruido” en torno a su máster en la Universidad Rey Juan Carlos haya monopolizado la Convención Nacional del PP del pasado fin de semana, y otra muy diferente es perder la Comunidad de Madrid, uno de sus principales feudos desde hace décadas. Por ahí no pasa la dirección nacional.

En los últimos días en el Partido Popular se suceden las quinielas sobre el sustituto o sustituta de Cristina Cifuentes, cuyo futuro está en el aire. Nombres como el del vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, o el de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, suenan con fuerza para encabezar la candidatura en las elecciones autonómicas del año que viene. Precisamente, Casado ha salido al paso de una información que aseguraba que posee un máster de Derecho Autonómico y Local en la Universidad Rey Juan Carlos sin ir a clase ni hacer los exámenes. Algo que ha desmentido.

Antes de que los madrileños acudan a votar a las urnas, algo que pasará en 2019, el PP tiene que decidir si aparta a Cifuentes, algo que algunos dan ya por descontado, y a quién pone como presidente interino. Todas las miradas se centran en Ángel Garrido, ‘número dos’ en el Gobierno autonómico y en el partido.

Todo esto pilla al presidente del Gobierno al otro lado del charco. En concreto, Mariano Rajoy llegó anoche a Argentina, donde estará hoy y mañana, en la que es la primera visita bilateral de un jefe del Ejecutivo española a este país en más de diez años.