El PP confía en que la alianza con el PSOE contra el independentismo sea “verdadera” y “duradera”

Maroto aclara que el Gobierno actuará cuando los indepentistas pasen de las palabras a los hechos, para no alimentar el victimismo nacionalista.

Javier Maroto, Vicesecretario Nacional de Acción Sectorial del PP
Javier Maroto, Vicesecretario Nacional de Acción Sectorial del PP

Javier Maroto, vicesecretario de Política Social y Sectorial de Partido Popular, confía en que la intención del PSOE de hacer un frente común con el Gobierno contra el independentismo catalán sea “verdadera” y “duradera” una decisión que aplaude ya que cree que “la gran mayoría españoles considera hay asuntos en los que los partidos constitucionalistas debemos ir de la mano, y la unidad territorial es una de ellas”.

El dirigente del PP aseguró en una entrevista en RNE que el Gobierno ha dicho por activa y por pasiva un mensaje que es tranquilizador, recordando que “tiene previsto una batería de medidas que no dejaran ninguna duda respecto a la contundencia pero también sobre la prudencia” una prudencia que dice tiene como objetivo no alimentar el victimismo nacionalista “porque el nacionalista no sabe vivir sin el victimismo” y advierte que “alimentar permanentemente el argumentario nacionalista es lo peor que se puede hacer”.

Maroto explica que la presentación que hicieron ayer Junts pel Sí y la CUP) han presentaron ayer en el Parlament de la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república no provocará por el momento que el Ejecutivo impulse un recurso ante el Tribunal Constitucional, ya que “una cosa es decir y otra cosa es hacer, ya que ni el referéndum ha sido convocado, ni la ley de transitoriedad ha sido presentada en la Mesa ni aprobada por el Parlament” e insiste en el momento en que se comentan los delitos es cuando una respuesta del Estado que será contundente y será prudente e insiste en que no va haber un referéndum: “el referéndum como ha dicho el presidente Rajoy no se va a celebrar”.

También afirma Maroto queel independentismo tenía una necesidad imperiosa de pasar página de los atentados e ir al proceso que les interesa y por eso presentaron ayer en el Parlament la principal de las llamadas “leyes de desconexión”, lo que cree el representante del PP que se hizo para que no se hablara de lo que ocurrió en la manifestación del sábado en Barcelona.

Y dice que el gran error de Ada Colau y Carles Puigdemont fue permitir que la manifestación la organizara la ANC y la CUP, pero dice que la inmensa mayoría de los catalanes tenían otro mensaje que era sí a la libertad, no al Islam radical y no a las posiciones radicales que acaban en integrismo.

Más información