El PP busca sumar al resto de partidos a su ofensiva contra las cuentas de Ciudadanos

Debate entre Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Iglesias
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El PP continúa moviendo ficha alrededor de las cuentas de Ciudadanos. La Comisión Mixta del Congreso de los Diputados votará este martes un texto de los populares en el que instan al Tribunal de Cuentas a que valore si los de Albert Rivera cumplieron con sus obligaciones tributarias en 2014 y 2015. De esta manera, la oposición tendrá que posicionarse respecto a la contabilidad de la formación naranja.

El informe negativo del Tribunal de Cuentas a los números de Ciudadanos está siendo explotado por el PP. Y, a pesar de que el organismo también suspendió la contabilidad de otros ocho partidos, los conservadores se han centrado en el caso que afecta al partido naranja. De hecho, esta cuestión ha provocado un fuerte choque entre ambas fuerzas políticas.

En un primer momento, los de Mariano Rajoy propusieron que el Tribunal de Cuentas pusiera a disposición de la Agencia Tributaria todos los datos sobre la fiscalidad de Ciudadanos. Un movimiento que provocó la ira de la organización naranja, que acusó al PP de poner la Hacienda Pública a su servicio. Ante el revuelo levantado, los conservadores retiraron la propuesta y presentando esta nueva resolución en la que se limitan a pedir que sea el propio Tribunal de Cuentas el que valore si ha habido algún delito fiscal.

Así, este martes el Congreso de los Diputados valorará esta propuesta del PP que afecta a Ciudadanos y no al resto de formaciones suspendidas por el órgano fiscalizador. Sin embargo, no será la única iniciativa que la Comisión Mixta votará. Según ha podido conocer Europa Press, el propio partido de Rivera propone que el Gobierno impulse una reforma legal para clarificar las pegas encontradas por el Tribunal de Cuentas en su informe, así como que el organismo ofrezca las explicaciones de la manera “más clara y accesible”.

Al mismo tiempo, la formación naranja ha señalado que deberían ser los partidos quienes asuman y corrijan las observaciones del tribunal. Por último, Ciudadanos ha abogado por replantearse la continuidad de las subvenciones que reciben los partidos para compensar gastos de seguridad frente a la amenaza terrorista.

Por su parte, el PSOE quiere que se aclare “la consolidación a nivel institucional local de los grupos institucionales con la contabilidad de los partidos”. Además, ha instado a que se realicen planes de ajuste para las formaciones políticas que presenten un saldo negativo durante tres años seguidos y ha reclamado al Ministerio del Interior que actualice el registro de partidos políticos para tener claro quién debe presentar sus cuentas anuales ante el Tribunal de Cuentas.

Por último, Unidos Podemos ha abrazado la idea de aplicar expedientes sancionadores a aquellos partidos que incumplan la ley de financiación, que se detallen en los informes los créditos que tiene pendientes cada formación con idea de limitarlos, que se elabore un plan de prevención del delito específico para los partidos y que se reforme la ley electoral para reducir el gasto en las campañas, entre otras medidas.