El PP aún confía en que Ciudadanos no se atreverá a apoyar la moción contra Cifuentes

Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El PP está ‘dejando morir’ el caso Cifuentes. Los populares esquivan, como pueden, la polémica desatada por el máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid ante la falta, afirman, de “novedades”. Es como si para ellos ya no existiera. O por lo menos esta es la sensación que tratan de mostrar a la espera de que se ponga fecha a la moción de censura registrada por el PSOE. Este jueves se cumplirán tres semanas desde que los socialistas presentaron esta moción y la presidenta de la Asamblea regional, Paloma Adrados, mantiene el misterio sobre qué día se debatirá. Una espera que da aire a Génova, que aún confía en que Ciudadanos no se sume a PSOE y Podemos.

En las filas de la dirección nacional del Partido Popular están convencidos de que al final Albert Rivera y los suyos no secundarán la moción contra Cifuentes. Ciudadanos, sostienen en Génova, no votará junto a Podemos. O eso al menos es lo que esperan. Los días pasan -se ha cumplido ya un mes desde que eldiario.es destapó el caso del máster- y las posiciones siguen como hace unas semanas.

Ciudadanos insiste en que Cristina Cifuentes debe dimitir como presidenta de la Comunidad de Madrid y el PP tiene que nombrar a un candidato alternativo que tome las riendas de la región hasta las elecciones del año que viene. Algo que los populares rechazan. Génova no quiere que Rivera se cuelgue una nueva medalla. De ahí que se esté dando ‘mus’ en este asunto.

“Lo que tenga que decirle a Cifuentes, si es que algo tengo que decirle, ya se lo diré en su día”, afirmó este martes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, preguntado, entre otras cosas, por la moción de censura del PSOE. Una iniciativa que podría salir adelante de ser apoyada por Ciudadanos, lo que supondría que la presidenta autonómica tendría que abandonar inmediatamente el cargo. Y esto no entra en sus planes.

Cristina Cifuentes no está dispuesta a decir ‘adiós’ a la presidencia de la región. Quiere gobernar hasta el “último día”, tal y como señaló ella misma ayer. La jefa del Ejecutivo madrileño se ha atrincherado y no se va a apartar por mucho que Ciudadanos pida su dimisión. Solo dimitirá si se lo ordena Rajoy. Y esto aún no ha pasado. Más allá de esperar a que la formación naranja dé un paso atrás, los populares no tienen claro quién puede sustituirla.

Pero el tiempo sí pasa y cada vez queda menos para el 7 de mayo, fecha en la que termina el plazo que tiene la presidenta de la Asamblea para convocar el pleno en el que se debata la moción de censura. Algunos dirigentes apuntan a que este será el último Dos de Mayo de Cifuentes, ya que tras la tradicional recepción en la Real Casa de Correos con motivo de la festividad de la región podría tener lugar la mencionada moción impulsada por los socialistas.