El Popular pierde otros 137 millones por las provisiones del ladrillo

Banco Popular
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Popular cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas de 137 millones de euros, frente al beneficio de 93,8 millones del mismo periodo de 2016. El banco atribuye los números rojos a los 496 millones destinados a provisiones para el negocio inmobiliario y para fortalecer el balance del banco, un 69,9% más que hace un año.

De este modo la entidad sigue instalada en los números rojos tras cerrar el ejercicio pasado con unas pérdidas de 3.485 millones de euros.

Según explica el banco, las mencionadas provisiones, sumadas a las que ya había realizado el banco, elevan la ratio de cobertura total hasta el 45,2% y la de morosos hasta el 51,4%.

El negocio principal del banco registró un beneficio neto de 180 millones de euros al cierre del primer trimestre, mientras que el negocio inmobiliario se anotó pérdidas de 317 millones de euros.

El margen de intereses alcanzó los 500 millones, un 9,4% menos que en los tres primeros meses de 2016. Las comisiones se incrementaron un 4% respecto a finales de 2016, hasta los 140 millones, el mejor trimestre del último año.

Por su parte, los costes cayeron un 10% interanualmente hasta los 371 millones. En este sentido, los gastos de personal se han reducido un 20% tras el proceso de reestructuración acometido en 2016. La ratio de eficiencia evoluciona favorablemente y se reduce 18 puntos porcentuales respecto a cierre de 2016, situándose en el 48,72%. El margen de explotación se sitúa en 309 millones, un 25,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, pero en niveles similares si excluimos los resultados por operaciones financieras.

Durante los tres primeros meses de 2017, el banco ha llevado a cabo una reducción neta de los activos improductivos por importe de 569 millones, lo cual supone un cambio de tendencia.

También, las recuperaciones de créditos morosos han evolucionado de forma favorable, destaca el banco, alcanzando la cifra de 996 millones, por lo que las entradas netas en mora descienden en 304 millones.

Las ventas de inmuebles fueron de 459 millones en el primer trimestre, con un incremento del 18,5% en las ventas minoristas. Asimismo, las ventas de crédito inmobiliario alcanzaron los 402 millones.

La ratio de mora se sitúa en el 14,91%, 30 puntos básicos por encima de la registrada a final del ejercicio 2016. El stock de provisiones de crédito ha aumentado un 44,3% respecto al cierre del primer trimestre de 2016, hasta los 10.317 millones, por lo que la ratio de cobertura total aumenta hasta el 45,2% y la de morosos hasta el 51,4%.

Solvencia

A cierre de marzo, la ratio CET1 phased in del banco es del 10,02%, la ratio CET1 fully loaded del 7,33% y la de capital total es del 11,91%, por lo que Popular sitúa su solvencia por encima de los requisitos exigidos y cumple con el requerimiento total regulatorio mínimo aplicable al Grupo, por todos los conceptos, del 11,375%.