El policía de confianza de Cospedal ayudó a elaborar el informe para desacreditar a Podemos

Pablo Iglesias
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Andrés Gómez Gordo, el policía de confianza de María Dolores de Cospedal en la etapa de ésta como presidenta de Castilla-La Mancha e imputado en la Operación Kitchen, participó en la elaboración del denominado Informe P.I.S.A, acrónimo de Pablo Iglesias, el dosier falso con el que se trató de demostrar que Podemos se financió irregularmente a través de los gobiernos de Irán y Venezuela, según publica hoy elindependiente.com.

El digital que dirige Casimiro García-Abadillo dice que fuentes policiales le han asegurado que Gómez Gordo formó parte y “era el director de orquesta” del equipo policial que intervino en la confección de este documento que sirvió de base para la interposición de una querella ante el Tribunal Supremo finalmente archivada por tratarse de un conjunto de informaciones “no autentificadas”.

Asegurando el digital que el hoy jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Alicante ha rehusado hablar sobre su participación en la confección del Informe Pisa y su intervención en el dispositivo policial puesto en marcha en 2013 para intentar robarle presuntamente documentación al ex tesorero del PP Luis Bárcenas. Un operativo que investiga el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional en el marco de Kitchen, una pieza separada del caso Villarejo en la que Gómez Gordo -al que se le ha prohibido salir de España- ha declarado ya como investigado.

Señala el medio online que el informe Pisa se hizo en pleno auge de Podemos y que desarrollaba nueve apartados (360º Global Media SL; Pablo Iglesias, Hispan TV y el Gobierno de Irán; Financiación producciones audiovisuales Hispan TV SL; Destino del dinero recibido por 360 Global Media; Pablo Iglesias, la Fundación CEPS y el Gobierno de Venezuela; Pablo Iglesias e Izquierda Unida y Sortu; Pablo Iglesias y Jaume Roures; Entramado de financiación de Pablo Iglesias /Podemos y Delitos e infracciones en las que se han podido incurrir) en 39 páginas sin exhibir sello policial, ni precisar la unidad encargada de su emisión, ni detallar el número de carné de profesional de ninguno de los agentes que participaron en su elaboración. Haciendo notar que en la primera página se hace constar su carácter “secreto” y que es de “uso exclusivo policial”.

El documento tampoco está fechado, si bien puede deducirse que se redactó en 2015 a tenor del contenido de uno de los párrafos en el que hace referencia al nacimiento del partido que lidera Pablo Iglesias. “En junio pasado, cuatro meses después de la creación de Podemos como partido político, dos grandes periódicos de tirada nacional se hacen eco de la financiación del entorno de Pablo Iglesias por parte del Gobierno de Venezuela de Hugo Chávez”, detalla.

Gómez Gordo y Cospedal

El digital aclara la relación de este policía con Cospedal resaltando que “durante la etapa de jefa del Ejecutivo castellano-manchego de María Dolores de Cospedal, enemiga reconocida de Luis Bárcenas, Andrés Gómez Gordo ejerció como alto cargo de dicha Administración autonómica. En concreto, estuvo al frente entre el 5 de octubre de 2011 y el 5 de marzo de 2015 de la Dirección General de Documentación y Análisis, siendo en la práctica el máximo responsable de la seguridad.

Elindependiente.com asegura que “una de las exigencias del antiguo chófer de Luis Bárcenas y Rosalía Iglesias –Sergio Ríos Esgueva– para convertirse en confidente de la Policía fue que Gómez Gordo participara en el operativo, lo que permitió al policía acercarse a la DAO”. Debido a que “el hoy comisario había coincidido con Sergio Ríos durante la etapa de éste como conductor de Francisco Granados cuando éste estaba al frente de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid y Gómez Gordo era el director de seguridad de Campus de la Justicia”.

Recordando que “cuando declaró como investigado el pasado 17 de enero en la Audiencia Nacional, el mando policial reconoció que fue él quien puso en contacto al chófer de Bárcenas con José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre de 2017 como presunto líder de una organización criminal. Gómez Gordo explicó que conocía a Sergio Ríos desde la época en que los dos coincidieron en la Comunidad de Madrid, de ahí que el chófer le llamara para comentarle que la Policía se había puesto en contacto con él para hacerle un encargo”.