El PNV carga contra Maza y pide su destitución “fulminante”

José Manuel Maza, fiscal general del Estado

El PNV no está de acuerdo con la prisión incondicional decretada por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela para el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña Oriol Junqueras y otros siete exconsellers. “Lamentamos profundamente y censuramos esta decisión”, afirma la formación ‘jeltzale’ en un comunicado en el que carga contra el fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

“Se trata de una más de las diversas decisiones desproporcionadas que los diferentes poderes del Estado están adoptando en el marco del llamado ‘procés’”, asegura el responsable del área Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, que recuerda, entre otras cosas, la aplicación del artículo 155 de la Constitución sobre Cataluña.

Los nacionalistas vascos exigen el “cese inmediato de la actual judicialización de la política” y “la destitución fulminante” de Maza. Según el PNV, “en lugar de contribuir a propiciar vías de solución a un conflicto político” el fiscal “se ha erigido en agente activo de su agravamiento”.

Dicho esto, los ‘jeltzales’ insisten en que la crisis catalana no se solucionará “a través de sentencias judiciales ni de encarcelamientos, sino con diálogo, con política, con negociación y, en última instancia, respetando la voluntad de la ciudadanía catalana expresada libre y democráticamente”.

“El futuro de Cataluña”, continúa el comunicado del PNV, “no puede estar fatalmente determinado por el no diálogo, la imposición y el desacuerdo”. Es necesario “democracia” para “dialogar entre diferentes, para acordar con mayorías suficientes y para que la ciudadanía pueda expresar libre y plenamente su opinión y decisión política con todas las garantías y con eficacia plena”.

Asimismo, los nacionalistas vascos se reafirman “en su convicción de que el reconocimiento de la realidad nacional catalana y vasca y del ejercicio del derecho a decidir de ambas sociedades constituye la mejor base para abordar el futuro”. “Cataluña y Euskadi somos dos naciones, cada una con su camino, a la que nos une un mismo deseo de libertad y democracia”, remarcan.