El petróleo se acerca a máximos de siete años tras dispararse un 10% en lo que va de año

Extración de petróleo

Extracción de petróleo

Los precios del petróleo se aproximan a sus máximos en casi siete años tras haber acumulado una subida porcentual de dos cifras desde el arranque del año a medida que se desvanecen los temores a una desaceleración económica por Ómicron.

El barril de Brent de referencia en Europa ha subido más de un 10% en las dos primeras semanas del año hasta alcanzar los 86,71 dólares por barril, superando el máximo del pasado mes de octubre. Se acerca de este modo a niveles no marcados desde 2014, cuando el petróleo superó los 115 dólares.

Mientras, el West Texas Intermediate ha subido más de un 12% en este arranque de 2022 hasta un máximo de 84,78 dólares, justo por debajo del máximo del año pasado. Algunos analistas pronostican que el crudo de referencia volverá a cotizar por encima de los 100 dólares el barril este año, a menos que se produzca un aumento significativo de la oferta.

“Es un momento muy peligroso en el mercado del petróleo”, señala a Financial Times Helima Croft, jefa de estrategia global de materias primas de RBC Capital Markets. “Estamos en la zona roja del petróleo para el presidente [de EEUU, Joe] Biden, que se está preparando absolutamente para pedir más barriles a la OPEP”.

La Casa Blanca ha pedido a los principales productores de petróleo del mundo que aumenten la producción más rápidamente para ayudar a controlar la inflación. Pero la OPEP y sus aliados se han ceñido a un plan acordado en julio del año pasado para reponer la producción recortada al inicio de la pandemia de forma gradual, en sólo 400.000 barriles diarios cada mes.

Esta estrategia ha contribuido a que los precios del petróleo suban desde agosto y se recuperen rápidamente después de que la rápida propagación de la variante del coronavirus Ómicron en noviembre provocara fuertes caídas.