El paro se ceba con las mujeres y registra su peor junio desde 2008

Mujer trabajo empleo coronavirus
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 5.107 personas en junio respecto al mes anterior. Aunque supone un incremento del 0,1%, el mayor en un mes de junio desde 2008, el Ministerio de Trabajo y Economía Social ha destacado que se “profundiza en la tendencia de ralentización” del ritmo de crecimiento del desempleo que se inició en el mes de mayo, con el inicio de la desescalada. La cifra total de parados alcanzó las 3.862.883 personas, la más alta desde mayo de 2016.

El ministerio que dirige Yolanda Díaz explica asimismo que en la subida del paro repercutió, de manera significativa, el apartado de los demandantes “sin empleo anterior”. 14.781 personas, el 48% del total de las que se han registrado bajo este epígrafe en todo el territorio, lo hicieron en la Comunidad Valenciana para optar a la oferta pública de empleo como ‘auxiliar planes de contingencia playas Covid- 19’ que requería la inscripción en las oficinas del SEPE como requisito. Sin esta circunstancia excepcional, el paro registrado habría descendido en unas 9.000 personas.

De hecho, el paro se redujo en todos los sectores excepto en la agricultura. Cayó, sobre todo, en el sector servicios, con 27.319 parados inscritos menos; de manera significativa en la construcción, con 15.927 desempleados inscritos menos, más del triple de caída del año anterior; y también en la industria, con 7.770 desempleados inscritos menos.

Sin embargo, la agricultura sumó 25.342 personas paradas más, como viene siendo habitual en el mes de junio, por la finalización de la campaña de la fruta. El 71% de este incremento se concentró en Andalucía.

El paro femenino continuó aumentando, con 24.240 mujeres más en las listas del paro. El paro masculino, por el contrario, se redujo en 19.133 desempleados.

Las buenas noticias en junio llegaron por el lado de la afiliación, con 68.208 cotizantes medios más respecto al mes de mayo, lo que situó el número total de ocupados en 18.624.337 cotizantes.

Trabajadores en ERTE

El dato de paro no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción de jornada consecuencia de un ERTE, ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En el mes de mayo, se alcanzó el nivel máximo de protección del SEPE que dio cobertura a casi 6 millones de personas, con un total de 5.986.864 prestaciones gestionadas. Este elevado nivel de prestaciones es el resultado de sumar las prestaciones que cobraban las personas que ya estaban en desempleo antes de la crisis sanitaria, las que perdieron su empleo desde entonces y, sobre todo, a las personas que están en ERTE, explica el Ministerio.

En el mes de mayo el SEPE pagó en prestaciones 5.526 millones de euros, de los que 3.318 millones se dedicaron a pagar prestaciones por ERTE y 2.208 millones a prestaciones por desempleo, tanto en el nivel contributivo como en el asistencial.

Contrataciones

El Ministerio de Trabajo, ha anunciado asimismo que en el mes de junio se aceleró el ritmo de crecimiento de la contratación con la firma de 308.985 contratos más que en mayo, hasta un total de 1.159.602. La contratación acumulada en los primeros seis meses de 2020 alcanzó la cifra de 7.299.478.

En junio de 2020 se registraron 114.393 contratos de trabajo de carácter indefinido, un 9,9% del total. De ellos, 66593 fueron a tiempo completo y 47.800 a tiempo parcial. El resto de contratos, hasta completar el total de 1.159.602 del mes de junio de 2020, fueron 4.947 de carácter formativo y 1.040.262 de otro tipo de contratos temporales.