El número de banqueros millonarios se reduce en España… pero ganan mucho más

Ana Botín, presidenta de Banco Santander

Ana Botín, presidenta de Banco Santander. Autor: Banco Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un total de 163 banqueros en España obtuvieron en 2019 una remuneración de al menos un millón de euros, según las últimas cifras publicadas hoy por la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés). Supone un ligero descenso frente a un año antes, si bien la remuneración media subió sensiblemente.

En concreto, de acuerdo con los datos de la institución que dirige José Manuel Campa, en 2019 había 163 banqueros con una remuneración de al menos un millón de euros, frente a los 167 del ejercicio anterior. No obstante, la remuneración media subió hasta los 2,3 millones de euros, un aumento del 10% frente a los 2,09 millones del 2018. La ratio de remuneración variable sobre la remuneración fija se situaba en el 114%, apunta también la EBA.

En total, en la Unión Europea 4.963 trabajadores de la banca recibieron una remuneración de más de un millón de euros, cifra que es prácticamente la misma que en 2018. La relación media entre la remuneración variable y fija en el conjunto del bloque bajó del 139% al 129% en ese período.

La preparación de las entidades para el Brexit afectó a la distribución de estos banqueros millonarios. En 2019, todavía con Reino Unido formando parte del bloque comunitario, un 71% de estos banqueros con altas remuneraciones se encontraba en las islas (3.519). No obstante, en países como Alemania, Francia o Italia se experimentaron subidas “principalmente” por el “impacto de la reubicación del personal del Reino Unido a la UE27 como parte de los preparativos del Brexit”, señala la EBA.

Además, para algunas entidades, “los buenos resultados financieros generales, particularmente en la banca corporativa, y las reestructuraciones y consolidaciones en curso, que dieron lugar a indemnizaciones por despido superiores a lo habitual, jugaron un papel importante” en este incremento.

La ratio media entre el componente variable y fijo para todos los asalariados se redujo del 139% en 2018 al 129% en 2019. En el área de negocio de gestión de activos descendió del 378% en 2018 al 339% en 2019, todavía superando con creces la ratio máxima del 200%. Esto se debe principalmente a las diferencias en la implementación nacional de la Directiva de Requerimientos de Capital (CRD), que “en muchos casos permite exenciones de algunas disposiciones cuando se cumplen ciertos criterios”, explica la EBA. “Tras las modificaciones de la DRC, que comenzaron a aplicarse a finales de 2020, se espera un mayor grado de armonización”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA