El miedo a ómicron dispara la cifra de deuda en Europa con rentabilidades negativas

Termómetro

Termómetro Bajo Cero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La deuda pública de la eurozona con rentabilidades por debajo de cero alcanzó al cierre de noviembre su cifra más alta en los últimos tres meses, rompiendo la racha que se había iniciado ante las expectativas de que la inflación obligase al Banco Central Europeo (BCE) a endurecer antes de lo previsto la política monetaria. Aunque el IPC sigue disparado, el miedo al Covid ha pesado más en la mente de los inversores, que han vuelto a buscar refugio en los bonos soberanos.

De acuerdo con los datos de Tradeweb que recoge la agencia Reuters, el valor de la deuda pública denominada en euros con rendimiento negativo se situó en alrededor de 6,19 billones de euros a finales de noviembre, frente a los 4,9 billones de euros del mes anterior.

De este modo, la deuda con rentabilidades bajo cero supone ya el 67% del mercado total de bonos soberanos en la zona del euro, que se sitúa por encima de los 9 billones de euros, frente al 54% del mes anterior. Se trata además del porcentaje más alto desde agosto, según Tradeweb

Mientras, el conjunto de bonos del gobierno británico con rendimiento negativo aumentó a su nivel más alto desde enero con 765.000 millones de libras, o alrededor del 28,5% de un mercado total con un valor de alrededor de 2,69 billones de libras.

Los rendimientos de los bonos soberanos han caído drásticamente en las últimas semanas. Si hasta hace poco la subida de la inflación había llevado a los inversores a anticipar un endurecimiento de la política monetaria y la retirada de los estímulos, el repunte del Covid ha dado un giro de 180 grados al mercado.

No solo los casos han aumentado en las últimas semanas en países como Alemania o Austria, sino que la aparición de una nueva variante del coronavirus, ómicron, ha provocado un nuevo impulso para la renta fija. Los inversores han buscado de nuevo refugio en estos títulos, hundiendo la rentabilidad, que se mueve de manera inversa al precio.

Mientras, en la deuda empresarial ha habido menos movimientos. El porcentaje de bonos corporativos con grado de inversión denominados en euros con rendimiento negativo apenas registró variaciones al cierre de noviembre, situándose en el entorno del 26% de un mercado total por valor de 3,7 billones de euros, según Tradeweb.