El Gobierno palestino pide a la comunidad internacional que actúe para «detener la agresión» de Israel

El primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohamad Shtayé - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, ha reclamado este lunes a la comunidad internacional que actúe para «detener la agresión» por parte de Israel, tras la muerte de cerca de 200 personas, entre ellos 58 niños, en bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza desde el 10 de mayo.

El repunte de los enfrentamientos se ha saldado además con la muerte de más de 20 palestinos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes en Cisjordania, así como con diez muertos en Israel por el disparo de proyectiles desde el enclave palestino, incluida una ciudadana india.

Así, Shtayé ha reclamado que Naciones Unidas emita una decisión para hacer frente a la situación, después de que Estados Unidos haya bloqueado nuevamente una declaración reclamando un alto el fuego, así como medidas «punitivas» contra Israel, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Shtayé ha sostenido que «no es suficiente emitir comunicados denunciando y condenando estos crímenes» y ha solicitado que los países llamen a consultas a sus embajadores en Israel para «expresar su rechazo a la continuada agresión israelí contra la Franja».

En este sentido, ha solicitado además la congelación de los acuerdos comerciales y la entrega de ayuda humanitaria al país, especialmente desde Estados Unidos y la Unión Europea (UE), si el país no se compromete a respetar los Derechos Humanos de la población palestina.

«Familias enteras han sido eliminadas y sus casas demolidas sobre las cabezas de sus hijos como resultado de los brutales bombardeos», ha denunciado Shtayé, quien ha señalado que «se trata de uno de los mayores crímenes punibles por el Derecho Internacional».

El primer ministro palestino ha hecho hincapié en que «estos crímenes han sido emitidos en directo, por lo que nadie puede decir que no los ha visto o no tiene conocimiento de ellos», antes de solicitar al Tribunal Penal Internacional (TPI) que «acelere sus procedimientos».

«Esto debe detenerse inmediatamente«, ha recalcado Shtayé, quien ha incidido en que la Autoridad Palestina ha dado orden de entregar ayuda médica a la Franja, al tiempo que trabaja con Egipto y otras organizaciones humanitarias para lograr su envío a través del paso de Rafá.

Shtayé ha lamentado que «Israel no haya respondido» a los esfuerzos internacionales para mediar un alto el fuego, encabezados por Egipto, antes de adelantar que la Autoridad Palestina acudirá a la Asamblea General de la ONU para lograr una resolución favorable. «Allí nadie tiene derecho a veto», ha explicado.

«Israel no puede combinar la ocupación y los crímenes contra nosotros con obtener seguridad y paz», ha argüido, al tiempo que ha sostenido que «está claro que el mundo debe presentarun proyecto político para una solución ufndamentada en la legalidad internacional para poner fin a la ocupación y crear un Estado independiente palestino con Jerusalén como capital y con el derecho al retorno de los refugiados».

Por su parte, el embajador palestino en Rusia, Abdel Hafiz Nofal, ha indicado que la Autoridad Palestina llevará ante el TPI el bombardeo con el que Israel destruyó un eficio en Gaza en el que se encontraban las oficinas de varios medios de comunicación, incluidos la agencia Associated Press y la cadena qatarí Al Yazira.

«Plantearemos esta cuestión ante el TPI. Plantearemos esta y otras cuestiones porque los ataques de Israel contra Gaza son un crimen», ha resaltado, en declaraciones concedidas a la agencia rusa de noticias Sputnik. Israel ha defendido el bombardeo y ha dicho que en el edificio había oficinas de los servicios de Inteligencia de Hamás.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha reclamado al Consejo de Seguridad de la ONU que tome «medidas urgentes» para detener los «ataques deliberados y sistemáticos contra los periodistas en Gaza», antes de denunciar que «más de 30 periodistas han sido atacados o detenidos».

«Israel está violando sus obligaciones internacionales. La resolución 1738 del Consejo de Seguridad de la ONU pide de forma específica que los estados protejan a los periodistas y al personal de apoyo en contextos de conflicto. Estos ataques indignantes contra los medios deben terminar», ha dicho el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger.

Huelga general

En otro orden de cosas, el comité central de Al Fatá ha hecho un llamamiento a la población palestina para que se una a una hulega general convocada este martes en rechazo a los bombardeos contra Gaza y la represión israelí de las protestas en Cisjordania y Jerusalén Este.

El organismo ha aplaudido las movilizaciones por parte de los palestinos y ha incidido en que «Jerusalén seguirá siendo el centro de la lucha nacional palestina», antes de pedir al mundo que «asuma sus responsabilidades» ante las acciones de Israel. En este sentido, ha destacado que «no habrá paz, seguridad o estabilidad sin Jerusalén, capital del Estado independiente de Palestina».

En este contexto, Rusia ha señalado que el Cuarteto para Oriente Próximo –integrado por la ONU, la UE, Estados Unidos y Rusia– discutió el domingo «posibles pasos prácticos» para lograr un alto el fuego «para proteger a la población civil».

«Asimismo, se subrayó la necesidad de un respeto estricto de las normas del Derecho Humanitario», ha indicado el Ministerio de Exteriores ruso a través de un comunicado publicado en su página web, en el que ha dicho que Moscú aboga por trabajar para «crear condiciones favorables para un proceso político» de negociaciones entre las partes.

Bombardeos contra túneles de Hamás

El Ejército de Israel ha indicado este mismo lunes que ha bombardeado y «neutralizado» cerca de 15 kilómetros de la red de túneles de Hamás en Gaza, a la que se refiere popularmente como «el Metro». «Esos 15 kilómetros ya no pueden ser usados para el terrorismo», ha dicho a través de su cuenta en la red social Twitter.

De esta forma, ha detallado que «cerca de 35 objetivos terroristas han sido atacados en un periodo de cerca de 20 minutos», para lo que se han usado 110 municiones de precisión, tal y como ha recogido ‘The Times of Israel’.

«Este ataque es parte de una amplia operación del Ejército para dañar de forma significativa el sistema subterráneo de las organizaciones terroristas en Gaza», ha dicho, tras una noche de bombardeos contra distintos puntos del enclave palestino.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han apuntado además que las facciones palestinas han disparado cerca de 60 proyectiles contra territorio israelí entre las 19.00 y las 7.00 horas (hora local), antes de agregar que cerca de diez han impactado en la Franja.

Asimismo, el Ejército ha indicado que un sospechoso ha sido detenido en Cisjordania después de intentar atropellar a varios agentes con su vehículo, suceso que se ha saldado sin víctimas, sin que por ahora hayan trascendido más detalles.

Las tensiones bilaterales aumentaron el 9 de mayo, cuando las fuerzas israelíes irrumpieron nuevamente en la Explanada de las Mezquitas –lugar conocido como Monte del Templo por los judíos– y lanzaron gases lacrimógenos incluso en el interior de la mezquita de Al Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

En respuesta, Hamás lanzó varios proyectiles contra Jerusalén y sus alrededores, tras varias advertencias a Israel sobre la represión policial, lo que llevó a Israel a responder con una campaña de bombardeos contra el enclave, a la que las facciones palestinas han respondido incrementando sus disparo de cohetes.

El recrudecimiento de los combates se ha visto además seguido por un aumento de los enfrentamientos entre judíos y musulmanes en varias ciudades de Israel y de Cisjordania, incluidas palizas e intentos de linchamiento, lo que ha hecho saltar las alarmas ante la posibilidad de un conflicto civil a gran escala.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA