El Gobierno pagará la extra de verano de las pensiones con un préstamo del Tesoro

Jubilados pensionista persona mayor
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo de Ministros ha acordado en su reunión de este viernes, la segunda del Gobierno de Pedro Sánchez, la autorización de la concesión de un préstamo del Tesoro Público a la Tesorería General de la Seguridad Social por un importe de 10.192 millones de euros. Según ha explicado la portavoz del Ejecutivo y ministra de Educación, Isabel Celáa, de este dinero, “ya previsto” en los Presupuestos de 2017, “se librarán 7.500 millones para afrontar” como cada año el pago de casi 9,6 millones de pensiones en concepto de nómina ordinaria y la paga extra de verano.

“Nos encontramos con una urgencia encima de la mesa de la ministra de Trabajo (Magdalena Valerio) porque había que proceder a la paga ordinaria y a la paga extra de los pensionistas en este mes de julio”, ha explicado Celáa. De ahí que se haya dado este paso.

En concreto, según la portavoz del Gobierno, el Tesoro Público ha autorizado la concesión del préstamo a la Tesorería General de la Seguridad Social para proceder a afrontar los mencionados pagos. Del total del préstamo se utilizarán 7.500 millones para completar la factura de 17.727 millones de euros de las nóminas de pensiones ordinaria y extraordinaria. Los 10.227 millones restantes procederán de los ingresos propios del sistema, procedentes de las cotizaciones sociales.

Este préstamo es herencia de Cristóbal Montoro, que el año pasado ya anunció que los Presupuestos Generales del Estado de 2017 (actualmente prorrogados) incluían este préstamo. El entonces ministro de Hacienda ya señaló que adoptaba esta medida “dada la situación financiera de la Seguridad Social”. Los Presupuestos de 2018, actualmente en trámite, también incluyen un préstamo del Tesoro para esta partida.

A pesar del aumento del empleo en los últimos años, las cotizaciones se han demostrado incapaces de cubrir el total del pago de las pensiones que debe asumir al año la Seguridad Social. El Fondo de Reserva –la denominada ‘hucha de las pensiones’– tampoco puede ya cubrir este agujero: actualmente se sitúa ligeramente por encima de los 8.000 millones de euros, frente a la cifra de 66.800 millones que llegó a alcanzar en 2011.