El Gobierno niega que su impuesto a las energéticas vaya a afectar a los planes de reinversión

La vicepresidenta para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. (Foto: Eduardo Parra / Europa Press)

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado este miércoles que la imposición de un nuevo gravamen a los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas no afectará a sus planes de reinversión ligados a la transición verde.

“El diferencial es tan grande que caben las dos cosas, la de garantizar la reinversión y aportar esos beneficios extraordinarios para el conjunto de los ciudadanos”, ha asegurado la ministra en una entrevista en Ondacero, recoge Europa Press.

En esa línea, Ribera ha defendido la intención del Ejecutivo de aplicar un nuevo impuesto que grave los beneficios de las empresas energéticas y ha señalado que hay otros países de la Unión Europea, como Italia o Bélgica, que están haciendo una “ejercicio parecido”.

“En una situación como esta, lo que no es razonable es permitir, formando parte del Gobierno, que se incrementen exponencialmente los beneficios de algunas compañías que por el modo en el que se articulan los precios en los mercados (en referencia al sistema marginalista de fijación de precios en el sistema eléctrico español) ven incrementado ese margen sin que ello esté suponiendo un incremento de costes. Y que en realidad seamos todos los ciudadanos, muchos con problemas para llegar a fin de mes, los que estemos contribuyendo a ese incremento de beneficios”, ha afirmado la ministra.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, informó este martes que el nuevo impuesto, de carácter temporal, se aplicará a los “grupos dominantes” del sector eléctrico, gasista y petrolero, que estará en vigor durante 2023 y 2024 y que buscará recaudar 2.000 millones de euros al año de los beneficios extraordinarios de estas empresas en 2022 y 2023.

Así, en cuanto a los plazos de presentación de este nuevo gravamen, Ribera ha señalado que será la titular de la cartera de Hacienda, María Jesús Montero, la encargada de hacer público el contenido de esta medida “en las próximas semanas, muy pronto”.

“Más que incrementar beneficios y reparto de dividendos, deberíamos concentrarnos en dos cosas. Contención de precios. A cualquier empresa le parece razonable que sus clientes estén satisfechos y sus clientes en estos momentos lo están pasando muy mal. Y, en segundo lugar, dedicar recursos para poder acelerar lo que les permita seguir obteniendo beneficios en los próximos años, porque la electrificación de nuestro sistema energético va a ser fundamental. Hay margen para las dos cosas”, ha insistido Ribera.