El Gobierno espera un acuerdo con una «respuesta urgente» en la UE y dice que «no puede dar la espalda»

La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado este viernes que el Ejecutivo español trabajará de forma «incansable» para que se consensúe un acuerdo a nivel europeo que dé una respuesta «urgente y decidida» a la crisis sanitaria y de cara a las medidas e inversiones necesarias para la recuperación, tras la falta de consenso en la reunión de ayer de los jefes de los Estados miembros. «La UE no puede dar la espalda», ha subrayado.

Así lo ha señalado Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este viernes, en la que se ha aprobado la prórroga del estado de alarma hasta el próximo 11 de abril y medidas para prohibir despidos durante la crisis sanitaria derivada del Covid-19.

«Esperamos que haya acuerdo en Europa, trabajaremos de forma incansable para que así sea», ha indicado Montero, quien ha lamentado que en la reunión de los líderes de los Estados miembros no hubiese el «consenso necesario» en los aspectos «más decisivos» para abordar el impacto socioeconómico del coronavirus y se emplazaron a una nueva reunión del Eurogrupo dentro de dos semanas.

En este sentido, ha defendido que el Gobierno de España y el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, demandaron una respuesta «clara, contundente, eficaz y con financiación a medio y largo plazo», y defendió que «no se pueden cometer los mismos errores de la crisis financiera de 2008», cuando se «sembraron semillas de desafección del proyecto europeo y provocaron el ascenso del populismo». «Debemos aprender de esa lección», ha enfatizado Montero.

A este respecto, ha subrayado que el proyecto europeo está basado en el bienestar de la ciudadanía y la cooperación, y cree que es lo que hay que impulsar para conseguir una respuesta «urgente y decidida» a la crisis sanitaria, pensando en el futuro, en la recuperación y las inversiones que serán necesarias para recuperar un «crecimiento robusto».

La portavoz del Gobierno ha advertido de que la crisis «no se va a resolver si cada país decide actuar por su cuenta y no se mantienen actuaciones coordinadas», ya que, ha recordado que la pandemia es «global» y «afecta a todos».

Por ello, ha defendido que haya «coordinación y consenso» para las medidas económicas, fiscales y las relativas a la investigación para el conocimiento de la enfermedad. «No es tiempo de reproches ni de activar ventajismo y oportunismo, es tiempo de acción coordinada y respuesta ágil.

Este Gobierno está exclusivamente concentrado en esta tarea», ha asegurado, ante una situación «extraordinaria de gravedad, sin precedentes que requiere medidas excepcionales y urgentes», con «soluciones nuevas ante una situación nueva para todos los países y todo el mundo».

«La UE es sinónimo de solidaridad, no puede dar la espalda o los ciudadanos nunca lo perdonaría. Ahora más que nunca se necesita una Europa fuerte que visibilice que los Estados miembros somos capaces de responder de forma unida y eficaz a esta crisis», ha enfatizado.