El Gobierno de Carmena celebra que “por fin” puede empezar a cambiar el callejero franquista

Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Ayuntamiento de Madrid empieza a cambiar el nombre a las calles franquistas. Después del revés judicial al recurso de la Fundación Francisco Franco, el Gobierno de Manuela Carmena tiene vía libre para los cambios anunciados. La portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, no ha dudado en celebrar que “por fin” pueden aplicar la Ley de Memoria Histórica.

Por el momento, el Consistorio ha comenzado a retirar las calles dedicadas a generales franquistas en los distritos de La Latina y Carabanchel. Los dos primeros nombres que han desaparecido del callejero madrileño son los generales Millán Astray y García de la Herranz. Maestre ha aplaudido que ya puede ejecutar estos cambios “con libertad”.

En este sentido, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid ha indicado, como ha recogido Europa Press, que “en los próximos días” van a proceder “al cambio de la mayor parte de ese callejero que aprobó de forma mayoritaria el Pleno de la ciudad de Madrid”. Sin embargo, la Fundación Francisco Franco se entrometió, puso un recurso contra la medida y la Justicia tenía bloqueada cualquier actuación.

La semana pasada el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), tras analizar la denuncia de la entidad, rechazaba las medidas cautelares para bloquear el cambio del callejero, tal y como pedía la Fundación Francisco Franco.