El Gobierno confirma que impondrá peajes en las autovías a partir de 2024

Peaje

Sistema de peajes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno trabaja ya en el nuevo sistema de peajes que se establecerá en las autovías españolas, según ha confirmado hoy la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, en una comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros. Aunque no ha dado una fecha para su puesta en marcha definitiva, sí ha advertido de que el “compromiso” con la Unión Europea es aplicarlo “al inicio de 2024”.

“Estamos procediendo a realizar los análisis y estudios que nos permitan establecer un sistema de tarificación que no genere agravios territoriales”, ha señalado Sánchez a preguntas de la prensa. La ministra ha asegurado que el objetivo del Gobierno es que “suponga un sistema justo”, por lo que estará “sujeto al consenso con los agentes sociales, económicos, territoriales y las comunidades autónomas”.

La previsión que maneja el Gobierno es poder presentar el nuevo sistema “en unos meses”, ha señalado la titular de Transportes, que ha recordado que existe un “compromiso” con la Unión Europea en el marco de los fondos de recuperación “que nos sitúa en un plazo máximo del inicio de 2024”.

En ese sentido, y siempre “después de este diálogo y consenso”, Sánchez ha señalado que “tenemos margen para poderlo aplicar” si bien “no queremos tampoco demorar el sistema”. La ministra ha reconocido que “nos consta que existe preocupación” por parte de los sectores afectados, como el transporte, pero ha prometido que el Ejecutivo presentará “una propuesta rigurosa y sostenible”.

Las declaraciones de Sánchez se producen después de que esta misma mañana el secretario general de Infraestructuras del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Sergio Vázquez, ya confirmase la puesta en marcha de este sistema de peajes.

En un acto en la Cadena SER, Vázquez ha confirmado que el Gobierno va a implantar “un sistema de tarificación”. Si bien ha rechazado el uso de la palabra “peaje”,  ha reflexionado que “no tiene sentido que haya este vacío y que el mantenimiento y la conservación de la infraestructura se siga sufragando con los impuestos de todos los españoles, que tienen necesidades más urgentes como son las políticas sociales”.