El Gobierno espera que el tope al gas rebaje un 30% el precio de la luz tras el ok de Bruselas

cocina gas

El Gobierno ha aprobado este viernes, en un Consejo de Ministros extraordinario, el límite del precio del gas para abaratar el recibo de la luz. Un mecanismo, ha explicado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que fijará el precio medio en 40 euros en los primeros seis meses para ir creciendo hasta los 48. Según espera el Ejecutivo, con esta medida se prevé que el coste de la electricidad en el mercado mayorista baje un 30% en el próximo año. Eso sí, antes debe tener el ok de Bruselas.

“Por primera vez no pagan los mismos”, ha defendido Ribera en su comparecencia ante los medios tras la reunión del Consejo de Ministros, quien ha defendido que se busca “reducir los beneficios extraordinarios de las eléctricas”. Tal y como ha detallado, este mecanismo consiste en implantar una limitación en la referencia del gas a la hora de vender al sistema eléctrico.

Esto supondrá que el precio medio será de 40 euros el megavatio para ir subiendo mes a mes hasta alcanzar un promedio de 48 euros. Una reducción, ha remarcado, “que llegará a todos los consumidores”.

La vicepresidenta tercera del Gobierno ha apuntado, además, que esta medida contribuye a la contención del IPC, pero también a ayudar a aquellos empresarios que “se veían abocados a ajustar producción porque no podían pagar la electricidad”. Para su entrada en vigor todavía habrá que esperar.

“¿Cuándo lo notaremos? La entrada en vigor de esta norma se producirá al día siguiente de la publicación en el BOE, también tendremos que esperar que la Comisión Europea adopte el respaldo a la norma que se publique en los diarios oficiales de nuestros dos países –España y Portugal”, ha señalado Ribera. Esto podría traducirse en algo menos de dos semanas.

El Ejecutivo apunta que el precio de la electricidad resultante tras aplicar el mecanismo dependerá, principalmente, del precio del gas en el Mercado Ibérico del Gas (MibGas) y del precio del CO2. De acuerdo con sus estimaciones, “considerando 96 euros/MWh para el gas y 80 euros/t para el CO2, el mecanismo dejará el precio medio del pool en menos de 130 euros/MWh durante los 12 meses, frente a los más de 210 euros/MWh que se registrarían en su ausencia”.

Según destacan desde Moncloa, esta reducción beneficiará a todos los consumidores de electricidad, tanto a los que tengan contratos con precios variables, indexados al pool -como el PVPC- (lo notarán inmediatamente), como aquellos que tengan contratos con precios fijos. Estos últimos lo percibirán si los renuevan o los cambian durante el año de vigencia del mecanismo.