El gasto público en conciertos con la sanidad privada roza ya los 8.600 millones de euros

Cama de hospital

Camas de hospital.

El gasto de las Comunidades Autónomas en conciertos con la sanidad privada no para de crecer y roza ya los 8.600 millones de euros. En concreto, 8.587 millones, según un informe de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), que agrupa a casi 1.300 entidades del sector, que destaca que ese importe se ha incrementado un 17% de 2014 a 2020. No obstante, su peso en el conjunto del gasto sanitario se ha reducido. De acuerdo al citado documento, el porcentaje destinado a conciertos se ha reducido del 11,7% de 2014 al 10,0% de 2020.

Cataluña, Madrid, Andalucía y la Comunidad Valenciana son, con datos de 2020, las que más destinan por volumen económico a esta partida. Hasta un 30% más dedicó, por ejemplo, Cataluña respecto a 2016. O lo que es lo mismo, 2.516 millones en 2016 frente a los 3.288 de 2020. Andalucía, por su parte, incrementó el gasto un 24,2% (380 millones frente a 472); la Comunidad Valenciana, un 12,2% (274 millones frente a 307); y Madrid, un 7,2% (842 millones frente a 902).

Frente a esto, otras autonomías han reducido el importe destinado a los conciertos. Es el caso de Castilla y León (-13,3%), Galicia (-10,6%) y Canarias (-5,1%).

Respecto al gasto per cápita, Cataluña fue la comunidad que más aportó en esta materia, con 423 euros (un 13,6% más entre 2019 y 2020). Tras ella, Islas Baleares (150 euros; -3,1%) y Madrid (133 euros; -6,4%). Asimismo, Castilla y León se situó entre las que destinan un menor importe (51  euros; variación del -3,8% entre 2019 y 2020), junto a Andalucía (56 euros; +5,9%) y Cantabria (56 euros, +2,5%).

El informe de la patronal de la sanidad privada recoge también las autonomías que gastan mayor porcentaje en los conciertos. En este sentido, asegura que “todas sin excepción han registrado descensos en el periodo 2016-2020 y todas, menos País Vasco (+0,1%), entre 2019-2020”. Dicho esto, muestra que Cataluña, Baleares y Madrid son las que estaban a la cabeza, con un 24,2%, un 9,2% y un 8,9%, respectivamente, a finales de 2020.