El Galaxy S9 y el 5G, protagonistas de un MWC que arranca con polémica

Mobile World Congress
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Galaxy S9 y su hermano mayor, el Galaxy S9+, son los dispositivos más esperados del Mobile World Congress (MWC) 2018, en el que también verán la luz los nuevos ‘smartphones’ de Sony o Nokia. La feria de tecnología móvil más importante del mundo comienza oficialmente mañana en Barcelona, aunque el plato fuerte, a cargo de Samsung, tendrá lugar esta tarde. También este domingo se celebrará la cena inaugural del evento, presidida por el Rey Felipe VI, a la que no acudirá el secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital del Gobierno catalán, Jordi Puigneró. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, sí estarán en esa cena, pero no participarán en los saludos protocolarios al monarca que preceden a la cita.

Como es habitual, la mayoría de las características de las dos grandes novedades de la compañía surcoreana se han filtrado ya antes de que los dispositivos vean por primera vez la luz. Tendrán una pantalla Super AMOLED QHD+ de 2960 x 1440 píxeles, con un tamaño de 5,8 pulgadas en el caso del Galaxy S9 y de 6,2 pulgadas para el Galaxy S9+. Llevarán un procesador Snapdragon 845 / Exynos 9810 y una RAM de 4GB en el modelo normal y de 6GB en el modelo plus (este último tendrá además una cámara dual).

Por su parte, Sony presentará en el MWC su próximo modelo de la gama Xperia, el Xperia XZ1, y puede que también una versión ‘mini’ del mismo. En el caso de LG, ha preferido dar a conocer más adelante su próximo ‘buque insignia’ el LG G7, y en el gran evento de la Ciudad Condal se espera que vea la luz una versión con inteligencia artificial del LG V30.

También Huawei dejará para más adelante la presentación de su próximo dispositivo de gama alta. Mientras que la china Xiaomi, consolidada como la quinta mayor fabricante a nivel mundial, estará por primera vez presente en el MWC de Barcelona. Aprovechará la cita para inaugurar su primera tienda en la capital catalana y poner a la venta los nuevos modelos Redmi 5 y Redmi 5 Plus, que han presentado esta misma semana.

Más allá de los dispositivos, la conectividad 5G tendrá un lugar destacado en la feria. La fecha fijada para el despliegue oficial de esta tecnología es 2020, pero las grandes operadoras de telecomunicaciones y los grandes fabricantes están avanzando para estar bien preparados para entonces. Por ejemplo, Intel mostrará su trabajo en redes 5G con los Juegos Olímpicos de Invierno.

También habrá sitio para la creciente apuesta de las compañías tecnológicas por la inteligencia artificial, que tiene importantes aplicaciones en el ámbito móvil tanto para el análisis de datos como para el desarrollo de los asistentes virtuales.

En cuanto a los ponentes que expondrán sus conocimientos este año por Barcelona, destacan el CEO de Airobotics, Ran Krauss; el fundador de PullStrings, Oren Jacob; o el CEO de Rakuten, Hiroshi Mikitani. También hablarán el CEO de Ericsson, Börje Ekholm; y el de McAffe, Christopher Young; aunque sin duda, las miradas se dirigirán al piloto asturiano de Fórmula 1 Fernando Alonso, que acompañará al director ejecutivo de McLaren Technology Group, para hablar sobre la relación de la tecnología móvil de vanguardia con el mundo del motor.

Polémica en la jornada inaugural

La cena y los actos protocolarios previos al MWC que tendrán lugar este domingo estarán rodeados de polémica. Colau y Torrent no asistirán esta tarde a la recepción oficial del Rey Felipe VI por el MWC. La alcaldesa de Barcelona, anuncio que no participaría en los saludos protocolarios al monarca por “responsabilidad institucional ante las miles de personas que sufrieron cargas policiales”. Una decisión que ha sido secundada por el presidente del Parlament.

Sí que estarán presentes en la cena inaugural, en la que no estará el secretario de Telecomunicaciones del Gobierno regional, Jordi Puigneró. Fue el primero en avanzar su ausencia en los eventos inaugurales que rodean a la cita tecnológica por la presencia del Rey.

“El Rey ha perdido la legitimidad que esperábamos de él a raíz de su discurso del “a por ellos” del 3 de octubre. En consecuencia, como secretario de Telecomunicaciones del Govern de Cataluña, y en señal de protesta, no asistiré al acto de inauguración del MWC que él presidirá”, anunció hace unos días Puigneró en un mensaje en la red social Twitter.

Dos días después del referéndum independentista del 1-O, el rey pronunció un duro mensaje en el que pidió al Estado que asegurara el “orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones” ante lo que calificó como una “deslealtad inadmisible” de la Generalitat.

También ha declinado la invitación a la cena el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, quien en un comunicado publicado por la formación aseguró que no quiere “compartir mesa con aquél que representa la represión contra el pueblo de Catalunya del 1-O y el encarcelamiento sin juicio de personas inocentes”.

Por su parte, el exdiputado de Podem Albano-Dante Fachin y el de la CUP David Fernàndez han hecho un llamamiento a través de las redes sociales para recibir este domingo al monarca con una cacerolada. También la organización independentista Òmnium Cultural ha organizado una cacerolada.