El FMI recorta seis décimas el PIB de España en 2022, aunque será la economía avanzada que más crezca

Sede del FMI

Sede del FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se une al resto de organismos nacionales e internacionales que han recortado su previsión de crecimiento para España en 2022. El recorte en este caso es de seis décimas, hasta un crecimiento del PIB de un 5,8%. Las notas positivas son que España será la economía avanzada que más crezca este año, así como que se mejoran las perspectivas para 2023.

De acuerdo con el informe de Perspectiva Económica Mundial conocido hoy, el FMI estima que el PIB de España creció un 4,9% en el pasado 2021. Para este año que acaba de comenzar, el organismo augura un crecimiento del 5,8%, un recorte de seis décimas respecto al informe de octubre. El incremento para 2023 ha quedado situado en el 3,8%, 1,2 puntos más que las proyecciones de octubre.

A pesar del recorte, el FMI es uno de los organismos más optimistas sobre la marcha de la economía española este año. La OCDE espera un crecimiento del PIB de un 5,5% en 2022, el mismo que augura la Comisión Europea. El Banco de España cree que la economía crecerá un 5,4%, mientras que el Gobierno mantiene la previsión de un 7%.

El organismo que preside Kristalina Georgieva sitúa además a España al frente del crecimiento de las economías avanzadas tanto en 2022 como en 2023. En concreto, para el conjunto de la eurozona, las nuevas previsiones sitúan el alza del PIB en el 3,9% para 2022, cuatro décimas menos, y en el 2,5% en 2023, cinco décimas más. Asimismo, el FMI ha revisado a la baja el PIB de Alemania en ocho décimas para 2022, hasta el 3,8%, y lo ha elevado en nueve décimas para 2023, hasta el 2,5%.

Francia e Italia han registrado un descenso en sus estimaciones de PIB de cuatro décimas, hasta el 3,5% y el 3,8% respectivamente. Para 2023, su crecimiento ha quedado fijado en el 1,8% en el caso de Francia, sin cambios, y en el 2,2% para Italia, seis décimas más.

La economía de Reino Unido, que creció un 7% en 2021, se desacelerará a un 4,7% en 2022 y a un 3,8% en 2023, mientras que en EEUU el crecimiento estimado para 2021 es del 5,6%, y será del 4,0% este ejercicio y del 2,6% el próximo.

El FMI ha explicado que las revisiones generalizadas a la baja para este año responden al repunte de la pandemia por la variante Ómicron, el alza de los precios de la energía, los problemas en la cadena de suministros y la elevada inflación. La institución espera que el crecimiento mundial se modere del 5,9% en 2021 al 4,4% en 2022, medio punto porcentual menos para 2022 que en su anterior estimación.