El exministro Barrionuevo dice que su indulto se parece «como un huevo a una castaña» al de los independentistas

José Barrionuevo, exministro del Interior

José Barrionuevo, exministro del Interior - Europa Press - archivo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El exministro del Interior del PSOE José Barrionuevo ha rechazado este viernes que el indulto que le concedió el Gobierno del expresidente José María Aznar en 1998 se parezca al de los líderes del procés. Se parece «como un huevo a una castaña, en nada» ha señalado.

En una entrevista en el programa Herrera en Cope, recogida por Europa Press, Barrionuevo ha explicado que en su caso, los 11 magistrados del Tribunal Supremo se manifestaron a favor de concederle el indulto y que incluso su condena había sido apoyada solamente por «siete magistrados» frente a «cuatro» que emitieron voto particular.

José Barrionuevo fue ministro del expresidente del PSOE Felipe González y fue condenado a una pena de 10 años prisión por el secuestro del empresario Segundo Marey junto al ex director general de la Seguridad del Estado Rafael Vera por los delitos de secuestro y malversación.

En esta misma línea ha recordado que en la concesión de su indulto «estuvieron de acuerdo» los «tres principales partidos» políticos del momento. «El PP» de José María Aznar que «lo concedió», el PSOE «que era mi partido» y también la «Convergencia Democrática de Jordi Pujol».

Rechaza los indultos a los presos independentistas

Al ser preguntado sobre si estaría de acuerdo con indultar a los líderes del procés condenados ha respondido que «es evidente que no» y que coincide «mucho» con la opinión del expresidente González. Ha afirmado que «las concesiones y la complacencia no dan resultado para llevarse bien», con el independentismo y ha considerado «elemental» que respeten «el estado de derecho» y la «democracia española» para que el Gobierno haga alguna concesión.

Finalmente ha señalado que si el Gobierno opta por conceder los indultos «es posible» que el PSOE quede más «dividido», aunque ha reconocido que el partido «se ha transformado mucho» desde su época de militante «activo» y que en «muchos aspectos» le resulta «irreconocible».