El exilio dorado de López Madrid en Londres: Villar Mir le garantiza un sueldo de 3 millones

Javier López Madrid, consejero de OHL
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Javier López Madrid se ha visto obligado a dejar el consejo de administración de OHL tras su implicación en la Operación Lezo. pero eso no significa que vaya a pasar estrecheces económicas, ya que su suegro, Juan Miguel Villar Mir, se ha encargado de que esto no suceda.

Por lo menos eso es lo que cuenta hoy elconfidencial.com, que explica que Villar Mir ha subido el sueldo a su yerno “e forma considerable por ejercer de primer directivo de la empresa con sede en Londres y cotizada en el Nasdaq estadounidense”.

El citado digital asegura que “según consta en la última memoria anual, el yerno de Juan Miguel Villar Mir ganó 2,98 millones de dólares en el ejercicio 2016, año en el que actuó como vicepresidente ejecutivo. López Madrid, que posteriormente fue ascendido a presidente tras la dimisión del anterior directivo, fue remunerado con un salario base más comisiones de casi 752.000 dólares, cantidad a la que le añadió otros cuatro ingresos por beneficios (300.795 dólares), aportación al plan de pensiones (150.398 dólares), un bonus anual de 641.668 dólares y un incentivo a largo plazo de 1,14 millones de dólares”.

Además, siempre según elconfidencial.com “López Madrid recibió 68.541 opciones sobre acciones de Ferroglobe a un precio de ejercicio de cero dólares, es decir, un regalo. Teniendo en cuenta que la cotización de la compañía del marido de Silvia Villar-Mir ronda los nueve dólares, el financiero cuenta con otro premio a cobrar de cerca de 600.000 dólares adicionales”.

Elconfidencial.com resalta que “la cifra total de 2,98 millones de dólares llama la atención, pues López Madrid partía de un sueldo base de 550.000 dólares” pero que “a mediados de 2016, Ferroglobe, la compañía resultante de la fusión de Ferroatlántica con la americana Globe Specialty Metals, aprobó una nueva política de remuneraciones para fidelizar a los directivos y premiarlos si consiguen determinados resultados”. Y hace notar que “el presidente del comité de compensaciones no es otro que Javier Monzón, íntimo amigo de López Madrid, que llegó a Ferroglobe al poco tiempo de haber sido destituido de la presidencia de Indra”. Subryando, igualmente que “la familia cuenta con cuatro de los ocho puestos del consejo de la compañía”.

Según la citada nueva política de retribuciones, los directivos podrían obtener un bonus anual que podría ser hasta un 200% superior al salario mínimo. Pero incluso este porcentaje podría llegar a ser de hasta el 500% en “excepciones circunstanciales”. Por si no fuera poco, los ejecutivos también serán premiados con un incentivo a largo plazo que, como el de carácter anual, seria un 300% de media superior al sueldo básico, pero podría llegar hasta el 500%.

Y señala que “Ferroglobe pagó a López Madrid casi tres millones de dólares en 2016 pese a que el ejercicio acabó con unas pérdidas de 156,7 millones de dólares, lastrado por los bajos precios del silicio, que se compensaron parcialmente con recortes en los costes de producción y las provisiones destinadas a cubrir deterioros de activos en Venezuela”. Y a pesar de que el ebitda del grupo también fue negativo, con 51,9 millones en números rojos, en parte por los altos gastos de personal e indemnizaciones y de que las ventas se desplomaron casi un 25%, hasta los 1.580,5 millones de dólares. Recordando que “desde que la filial de Grupo Villar Mir debutó en el Nasdaq a finales de diciembre de 2015, la cotización de la compañía se ha hundido un 31%, lo que ha reducido su capitalización bursátil apenas a 1.500 millones, lejos de los 3.000 en los que se valoró previamente a la fusión con Globe”.