El entorno de Ignacio González ofreció al gobierno venezolano el vídeo de las supuestas mordidas al PP

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno con Ignacio Gónzalez, expresidente de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Partido Popular y el Gobierno de Venezuela son dos sustantivos que pocas veces están unidos por predicados amistosos. Siempre existe un acoso y derribo ‘superficial’ que acaba sepultando lo que presuntamente sucede por debajo: el interés económico y político que puede llegar a unirles.

Al menos esa es la sensación que deja la conversación que mantuvieron Eduardo Zaplana e Ignacio González el pasado 19 de febrero. Conversación intervenida por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y que ahora sale a la luz en el diario El Español.

En ella, el expresidente de la Comunidad de Madrid y el exministro del PP, dialogan sobre un supuesto chantaje que hizo Julio Ariza, presidente del Grupo Intereconomía, al mismo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Según la conversación, Ariza chantajeó a Rajoy con una “puta cinta” donde se mostraba a un empresario admitiendo que “daba pasta a Álvaro Lapuerta (tesorero del PP) y no sé si a Rajoy”.

El supuesto vídeo fue grabado por el exresponsable del Canal de Isabel II, y muy próximo a Ignacio González, Ildefonso de Miguel. “Ildefonso cogió esa cinta, porque nos estaban atacando, y se la dio a Julio Ariza”, señala González en esa conversación que mantiene con Zaplana.

Lo macanudo de la historia es que esa cinta llegó a ser ofrecida al gobierno venezolano por diez millones de euros. Eso es lo que asegura el expresidente de la Comunidad en la conversación intervenida, dando muestra – si es como dicen – del compromiso ético que mantienen con la oposición venezolana.

Según Ignacio González, por tanto, el Partido Popular no fue el único postor para el vídeo. “Se la ofrecieron al gobierno venezolano por diez millones de euros” afirmó, a lo que Zaplana respondió: “No me extraña…”.

El hecho de considerar el entorno de Ignacio González como responsable de esa oferta al Gobierno venezolano es fruto de la lógica que expone el propio González en las conversaciones intervenidas y reflejadas por El Español.

La supuesta cinta la graba Ildefonso de Miguel. Persona muy próxima a él. Éste se la ofrece a Julio Ariza, una persona de su confianza. De hecho, el mismo González considera al presidente de Intereconomía como alguien en quien se puede confiar: “si tú no quieres que algo se sepa, cuéntaselo a cualquiera de estos (Julio Ariza, Esperanza Aguirre…)”.