El despido masivo de sanitarios deja a Andalucía con un “déficit alarmante” en plena sexta ola

Estetoscopio sanidad medico enfermeria enfermera

Estetoscopio.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Andalucía llega a las tradiciones fiestas de Navidad con un “déficit alarmante” de sanitarios. Y todo, en plena sexta ola del Covid-19. Así lo denuncian varios sindicatos, que ponen de manifiesto las “consecuencias directas” del despido de 8.000 trabajadores de la Sanidad en la comunidad. Algo que ya se deja notar, afirman, en la asistencia a la ciudadanía.

“Como consecuencia de la política de personal y los recortes en las plantillas”, advierte CCOO, “el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se encuentra en la actualidad con un déficit alarmante de profesionales que ya repercute en la asistencia sanitaria de los centros”. Esto se debe, recuerda el sindicato, al despido de 8.000 trabajadores de la Sanidad, así como a “la fuga” de estos profesionales a otras comunidades y el “trasvase de lo público hacia la sanidad privada”. Según Comisiones, “a Cataluña han emigrado 600 enfermeras de las 1.500 que despidieron y hacia la sanidad privada también se ha derivado un número relevante”.

Los efectos de esta situación son claros. “Ahora, con la nueva ola de la Covid-19 no se encuentran enfermeras disponibles para contratar y así en casi todas las categorías profesionales del SAS”, afirma la responsable de Acción Sindical de la FSS-CCOO Andalucía, Guadalupe González. “Se han querido contratar trabajadores y, en la actualidad, no existe disponibilidad, cuando hace menos de 40 días fueron despedidos por no ser necesarios, alegando el propio consejero de Salud que, al estar controlada la pandemia, ya no hacían falta”, señala la dirigente sindical.

A esto hay que sumar la disminución en el número de rastreadores en Andalucía, destaca el sindicato, que recuerda que “han sido imprescindibles para controlar las vías de contagio y ahora están desbordados al haber disminuido su número en torno a un 20%”.

“Se las ve y se las desea” para contratar personal

El sindicato CSIF ve “paradójico” que el SAS prescindiera sólo hace unas semanas de 8.000 profesionales y que ahora “se las ve y se las desea para encontrar personal al que contratar para cubrir necesidades imperiosas de los centros sanitarios andaluces”. Según el presidente del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Victorino Girela, “la Administración sanitaria se encuentra ahora con dificultades para contratar refuerzos en varias provincias en una época con una sobrecarga extraordinaria de trabajo”.

De esta manera, por ejemplo, el sindicato afirma haber detectado que en Málaga o Sevilla ya se está recurriendo a la convocatoria extraordinaria para Enfermería porque la bolsa única del SAS se ha agotado. La propuesta de contratación de la Administración, en todo caso, “resulta insuficiente en todas las categorías y tampoco se ha trasladado en todos los centros”.

Además, en algunos hospitales no se están cubriendo reducciones de jornada, no se contrata y, si se intenta, hay categorías como Enfermería en las que no existe disponibilidad de profesionales, remarca CSIF. “La experiencia del año y medio que llevamos en pandemia debería haber servido al SAS para evitar que se repita el círculo vicioso ya vivido en otros momentos de la crisis sanitaria, cuando a la falta estructural de profesionales se le sumaban las bajas de trabajadores con coronavirus o sospechosos de contagio”, incide Girela.

A la búsqueda de enfermeras

Entre los no renovados por parte de la Junta había más de 3.300 enfermeros y enfermeras, recuerda SATSE, que asegura que “ante la inexistencia de candidatos en situación de disponible en la bolsa de contratación, se están lanzando ofertas específicas desde los centros hospitalarios y distritos sanitarios”. Todo, por “la caótica gestión de personal del SAS que puede llegar a poner en riesgo la asistencia”. Y es que, hace tan solo unas semanas, el 31 de octubre, el Servicio Andaluz de Salud dejaba sin renovar a más de 3.300 profesionales de estas categorías. Las ofertas pasan por contratos de, como máximo, dos meses, hasta el 31 de enero.

Este sindicato también pone el acento en que esta falta de previsión por parte de la administración “acabe repercutiendo el derecho al disfrute sus vacaciones y permisos para el personal sanitario”.