El cierre de oficinas bancarias golpea a Cataluña

Cajero automático

Cajero automático

La reestructuración financiera que se ha llevado a cabo en estos últimos años (y que no ha terminado aún) se ha cobrado más ‘víctimas’ en Cataluña. Esta comunidad se sitúa a la cabeza de España en la desaparición de sucursales bancarias. Así se desprende de un informe de CCOO sobre el sector, que detalla que la región ha perdido el 51% de estas oficinas respecto a 2015.

Según destaca el sindicato, en los últimos años han desaparecido el 38% de las oficinas bancarias, pasando de contabilizarse 31.273 en 2015 a 19.338 al cierre de 2021. Este cierre se ha dejado notar en comunidades como Cataluña, Cantabria, Valencia o Castilla y León, que han tenido cifras por encima de esa media.

Precisamente, esta reestructuración ha sido mayor en Cataluña, con la desaparición del 51% de las sucursales. A nivel provincial, la mayor incidencia del cierre de oficinas en términos relativos se produce en Tarragona, con la pérdida del 56%. Tras ella, Barcelona, con un recorte del 51%; y Girona, con el 50%.

Le siguen la mayoría de las provincias de Castilla y León, con cifras de cierre del 47% en Salamanca y Zamora, 46% en Palencia y 44% en León y Valladolid. En Galicia, por su parte, destaca Pontevedra con el 41%. Y es que, la zona norte del país ha sufrido más esta reducción.

Esta práctica provoca que, de acuerdo al citado informe de CCOO, ya son aproximadamente 4.500 los municipios de España que no cuentan con ninguna sucursal bancaria, lo que hace que un 3,5% la población ya no tenga acceso a los servicios bancarios de forma presencial en su lugar de residencia.