El bono joven para el alquiler será una quimera en las grandes ciudades

Se alquila vivienda alquiler

Imagen de una vivienda en alquiler.

El bono joven para el alquiler con el que el Gobierno quiere dar un balón de oxígeno a los bolsillos de los menores de 35 años será una quimera en las grandes ciudades. La ayuda de 250 euros deja fuera a la mayoría de los inquilinos de las principales urbes. En Madrid, por ejemplo, solo el 1,4% de los alquileres baja de 600 euros. Por su parte, en Barcelona, es aún más bajo, del 0,8%.

Así lo destacan varios portales inmobiliarios tras la aprobación de la medida este martes en el Congreso de Ministros. Según Fotocasa, “la mayoría de los menores de 35 años que vivan en Madrid o Barcelona no podrán optar por la ayuda referida al alquiler de 600 euros mensuales”. La oferta en ambas ciudades es casi inexistente por debajo del mencionado umbral. “No hay viviendas por debajo del precio de los 600 euros al mes”, advierte en su análisis ‘Impacto del bono joven según la oferta y los precios’.

La limitación del alquiler podrá ampliarse hasta los 900 euros mensuales en las comunidades que lo consideren, pero la oferta no llegaría, en el mejor de los casos, al 30%. Según la estimación del mencionado portal inmobiliario, “solo el 29% de las viviendas en renta de Madrid se encuentran por debajo de los 900 euros”. “La situación se agrava en Barcelona, donde solamente el 18% de los alquileres presentan un precio menor a 900 euros”, destaca.

“El precio medio de un alquiler en Madrid capital es de 14,83€/m², mientras que Barcelona capital es la ciudad con el precio más alto de toda España situando el precio medio de un alquiler en los 16,82€/m²”, apunta Fotocasa. De esta manera, el precio medio en alquiler de una vivienda de 80m² en Madrid Capital es de 1.186 euros mensuales, y el de Barcelona Capital es de 1.345 euros al mes. En ambas urbes, apunta, el esfuerzo salarial que tienen que dedicar los jóvenes a pagar una renta es de más del 55%.

En su opinión, “esta ayuda tiene buenas intenciones, al poner el foco en el problema más importante al que se enfrentan los jóvenes, pero es necesario que lleguen sobre todo a los jóvenes que viven en las zonas más tensionadas de nuestro país”. Por ello, “sería conveniente ampliar el límite de los 900 euros de renta”, explica María Matos, directora de Estudios y portavoz de Fotocasa.

En situación diferente están otras ciudades. Así, Ciudad Real se alza como la capital de provincia “más barata de España” y el 94% de la oferta en alquiler disponible en ese portal inmobiliario cuesta 600 euros y el 99% se encuentra dentro de los 900.

Pisos compartidos

Compartir una vivienda en España cuesta como media 350 euros al mes. Lo supone, según un estudio de Fotocasa Research, un 30% más que hace 5 años y un 6% respecto a 2020. El bono aprobado se aplicará a cada joven y no a cada vivienda, por lo que se calcula que los menores de 35 años que vivan en una vivienda compartida podrán optar a una ayuda de 300 euros individualmente para poder hacer frente al pago de la renta, detalla el portal.

Sin embargo, el problema persiste en Madrid y Barcelona, “donde la oferta de habitaciones en una vivienda compartida por un precio menor a los 300 euros es muy difícil de encontrar”. En el caso de Madrid capital la oferta es del 24% y en Barcelona capital es tan solo del 8%.