El binomio Coronado-Zahera con una cubana de por medio

Entrevías

Tras dejar un grato recuerdo en la pequeña pantalla cubana el serial Vivir sin permiso, que llegó a implantar récord por trasmitirse en dos canales al mismo tiempo, con poco bombo y platillo ha comenzado ahora Entrevías, producción del grupo Mediaset España en este 2022.

Cuentan los críticos, que son gente de mucho cuidado, que su paso por la península no alcanzó tanta resonancia hasta que cayó en manos de Netflix para que tomara altura internacional y gran preferencia en varios idiomas.

Para el cubano de a pie, con una cultura cinematográfica de respetar y de manera muy particular la española con Buñuel, Saura, Almodóvar y otros tantos en fila india, la presencia de José Coronado y Luis Zahera es más que suficiente para augurarle un sonado éxito que ya viene en camino tras los primeros capítulos.

Si a esto agregamos que les acompaña la actriz cubana Laura Ramos, la trama gana en riqueza con su chispeante hablar y virtudes actorales. Bocadillos amorosos de doble sentido entre ella y Ezequiel (Luis Zahera) que merecen disfrutarse par de veces: “Eres como un reverbero. Calientas, pero no cocinas”.

De las tantas funciones que deben cumplir los llamados audiovisuales, esta de entretener le viene como anillo al dedo y se agradece en momentos en que eso precisamente es lo que necesitamos en la isla, pasar un rato concentrados en una historia diferente, bien contada y actuada como esta de Entrevías.