El beneficio de JP Morgan cae a la mitad tras provisionar otros 10.473 millones para la crisis

JP Morgan
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

JP Morgan Chase obtuvo un beneficio neto de 4.687 millones de dólares (4.122 millones de euros al cambio actual) en el segundo trimestre del año, un 51,4% menos que en el mismo período de 2019. Por su parte, la cifra de negocio de la entidad en el segundo trimestre aumentó un 14,7%, hasta 32.980 millones de dólares.

La caída del beneficio se produce después de que el mayor banco de EEUU provisionase 10.473 millones de dólares para hacer frente a la crisis desatada por la pandemia de Covid-19. En esta cifra se incluyen reservas de capital por importe de 8.900 millones de dólares, lo que representa un incremento del 811% o nueve veces más que los 1.149 millones de dólares provisionados en el segundo trimestre de 2019.

Las provisiones del segundo trimestre suponen asimismo un incremento del 26% sobre los 8.285 millones de dólares que la entidad ya había reservado en los tres primeros meses de 2020 en previsión del deterioro de la economía por la pandemia de Covid-19.

«A pesar de algunos datos macroeconómicos positivos recientes y una acción gubernamental sustancial y decisiva, todavía nos enfrentamos a mucha incertidumbre con respecto a la trayectoria futura de la economía», ha señalado el presidente y consejero delegado de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, quien ha subrayado que, sin embargo, la entidad está preparada «para todas las eventualidades».

En la primera mitad del año JP Morgan obtuvo un beneficio neto de 7.552 millones de dólares, lo que representa una caída del 59,9% en comparación con su resultado del mismo periodo del año anterior, después de elevar un 609% las provisiones por riesgo de crédito, hasta 18.758 millones de dólares.