El BdE critica la subida de los salarios públicos y avisa de que España se acerca al escenario pesimista

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha aprovechado hoy su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados para advertir del riesgo que supone a su juicio el aumento “generalizado” de los salarios públicos y de las pensiones en un momento de destrucción de empleo y deterioro de las cuentas públicas como el actual.

Hernández de Cos ha advertido de que una “amplia batería de indicadores” apuntaría a que a lo largo del tercer trimestre y lo que llevamos del cuarto “la intensidad de la recuperación habría ido perdiendo impulso, relacionado con el amplio número de contagios” de covid-19. En ese entorno, “parece plausible anticipar que la actividad económica en este tramo final de año y el comienzo de 2021 mostrará un dinamismo menor que el anticipado en el escenario más optimista y podría semejarse más al escenario más pesimista”.

Las previsiones del Banco de España, publicadas en septiembre, apuntaban a dos escenarios posibles. El más optimista preveía una caída del PIB este año del 10,5% y una recuperación del 7,3% en 2021, mientras que el más pesimista pasa por un desplome del 12,6% en 2020 y un rebote de apenas el 4,1% en 2021.

En este entorno tan complicado por la llegada de la segunda ola de covid-19, que está obligando a nuevas restricciones con algunas comunidades autónomas pidiendo ya un confinamiento domiciliario como en primavera, el gobernador ha advertido sobre algunos puntos que contempla el Proyecto de Presupuestos.

A su juicio, por ejemplo, la propuesta de incrementos de los salarios públicos y de las pensiones que se incluye en el texto “podrían redundar en un aumento de las compensaciones reales de estos colectivos en una coyuntura que se contextualiza en una importante destrucción de empleo en el conjunto de la economía y un deterioro muy acusado, sin precedentes históricos relevantes, de las cuentas públicas”.

Hernández de Cos cree que “sería más conveniente que en lugar de adoptar incrementos salariales generalizados para los trabajadores públicos, que podían llevar a incrementos reales ‘ex post’ también para el caso de las pensiones, se valorase la posibilidad de implementar incrementos más focalizados dentro del colectivo de funcionarios, como podría ser el caso del personal sanitario”.

El Proyecto de los Presupuestos contempla una subida de las pensiones y los salarios públicos del 0,9%, mientras que la inflación, de acuerdo con las previsiones del Banco de España, se situara en negativo con una tasa del -0,3%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA