El BCE pone fecha al fin de la era de tipos negativos y la banca lo celebra en bolsa

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La era de los tipos negativos en Europa está a punto de llegar a su fin. El Banco Central Europeo (BCE) subirá probablemente los tipos de interés en septiembre y normalizará de forma progresiva su política monetaria si la inflación se estabiliza en un 2% a medio plazo, según ha adelantado la presidenta de la autoridad monetaria, Christine Lagarde.

«Sobre la base de las perspectivas actuales, es probable que estemos en condiciones de salir de los tipos de interés negativos a finales del tercer trimestre», dijo la presidenta del BCE, Christine Lagarde, en un blog publicado en la página web de la autoridad monetaria.

El banco central se enfrenta a una presión cada vez mayor para acelerar la retirada de su política monetaria ultralaxa para hacer frente a la inflación récord en la zona del euro, que en abril se disparó al 7,4%, muy por encima del objetivo del 2% del BCE.

«Si vemos que la inflación se estabiliza en el 2% a medio plazo, será apropiada una mayor normalización progresiva de los tipos de interés hacia el tipo neutral», añadió Lagarde, abriendo incluso la puerta a subir más los tipos «si la economía de la zona del euro se recalienta».

Los tipos de interés neutrales son el nivel óptimo en el que una economía no se sobrecalienta ni se frena y ahora se encontrarían entre el 1 y el 2%, aunque los analistas están divididos sobre si el BCE subirá el precio del dinero por encima de este umbral para restringir la demanda en un esfuerzo por controlar la inflación.

Tasa de depósito

Un número creciente de miembros del consejo de gobierno del BCE han señalado que es probable que se produzca el primer aumento en su tasa de depósito en una década en su reunión el 21 de julio.

El jefe del banco central holandés, Klaas Knot, ha dicho incluso que podría considerar aumentar su tasa de depósito en medio punto porcentual en la reunión de julio, que se encuentra actualmente en el -0,5%, lo que significa que se cobra a los bancos por aparcar efectivo en el banco central. De producirse, se pondría fin a ocho años de tasas de interés negativas del BCE.

Sin embargo, Lagarde ha afirmado que el gradualismo era «una estrategia prudente en condiciones de incertidumbre», lo que indica una preferencia por las subidas de tipos de un cuarto de punto.

Este anuncio del BCE ha activado al sector financiero en el parqué. En España, los bancos se han colado en el pelotón de revalorizaciones del Ibex 35, con Banco Sabadell liderando las subidas del sector al repuntar un 6%. Mientras, Caixabank y Santander han avanzado casi un 4% y  Bankinter un 3,3%. BBVA se ha quedado algo más rezagado con una revalorización del 2,6%.

Los grandes bancos europeos también se han sumado al carro de las subidas. Así, Deutsche Bank se ha disparado un 7%, mientras que Société Générale ha avanzado un 4,25% y Unicredit, entre otros, un 4,23%.