El BCE mantiene los tipos y las compras de activos a las puertas de una nueva recesión

La presidenta del BCE, Christine Lagarde
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha reafirmado hoy su política monetaria “muy acomodaticia”: los tipos de interés se mantienen en sus mínimos históricos y no se varían tampoco los programas de compra de activos. Los hombres de Christine Lagarde se mantienen a la expectativa tras l batería de medidas de diciembre en un momento en que los indicadores empiezan a apuntar a una segunda recesión en el Viejo Continente.

De este modo, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito se mantendrán sin cambios en el 0,00%, el 0,25% y el -0,50%, respectivamente. El BCE espera que “se mantengan en sus niveles actuales o inferiores hasta que las perspectivas de inflación converjan sólidamente a un nivel suficientemente cercano al 2%, pero por debajo de él, dentro de su horizonte de proyección”.

En segundo lugar, el Consejo de Gobierno ha comunicado que continuará las compras en el marco del programa de compras de emergencia pandémica (PEPP) con una dotación total de 1.850 millones de euros. Las compras netas durarán al menos hasta marzo de 2022 y, en todo caso, “hasta que juzgue que la fase de crisis del coronavirus ha terminado”.

Las compras bajo el PEPP se realizarán “para preservar condiciones favorables de financiación” durante la pandemia. En ese sentido, “no es necesario utilizar el paquete en su totalidad” si se cumplen estas condiciones, señala el BCE, que por otro lado abre la puerta a “volver a calibrar” la dotación del programa si es necesario. Además, el Consejo de Gobierno continuará reinvirtiendo los pagos de principal de los títulos con vencimiento adquiridos en el PEPP hasta, al menos, fines de 2023.

Las compras netas en el marco del programa de compra de activos (APP) continuarán a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros. Los hombres de Lagarde siguen esperando que las compras se prolonguen durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos de interés oficiales y finalicen poco antes de que comience a subir los tipos de interés clave del BCE.

El Consejo de Gobierno también tiene la intención de continuar reinvirtiendo, en su totalidad, los pagos de principal de los valores con vencimiento adquiridos en el marco de la APP “durante un período prolongado de tiempo después de la fecha en que comience a subir los tipos de interés” y, en cualquier caso, “durante el tiempo que sea necesario”.