El BCE mantiene el ritmo de las compras de bonos pese a la subida de la inflación

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) no afloja el pie del acelerador a pesar de las señales de rebote de la economía y de la inflación. La institución que preside Christine Lagarde ha mantenido el ritmo de compras de bonos, al tiempo que ha dejado sin cambios los tipos de interés, confirmando la “orientación muy acomodaticia” de la política monetaria.

En primer lugar, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito se mantendrán sin cambios en el 0,00%, el 0,25% y el -0,50%, respectivamente. El Consejo de Gobierno reitera que espera que los tipos “se mantengan en sus niveles actuales o en niveles más bajos” hasta que las perspectivas de inflación converjan “sólidamente” hacia un nivel suficientemente próximo, aunque inferior, al 2% dentro de su horizonte de proyección.

En cuanto a los programas de estímulo, el BCE “continuará realizando compras netas de activos en el marco del programa de compras de emergencia para la pandemia (PEPP), con una dotación total de 1,85 billones de euros, “al menos hasta el final de marzo de 2022 y, en cualquier caso, hasta que considere que la fase de crisis del coronavirus ha concluido”.Asiismo, apunta que estas compras  seguirán realizándose “a un ritmo significativamente mayor que durante los primeros meses del año”.

“El Consejo de Gobierno comprará con flexibilidad en función de las condiciones del mercado y con vistas a evitar un endurecimiento de las condiciones de financiación que sea incompatible con la lucha contra el impacto a la baja de la pandemia sobre la trayectoria prevista de la inflación”.

Si pueden mantenerse unas condiciones de financiación favorables con flujos de compra de activos que no agoten la dotación durante el horizonte de compras netas del PEPP, no será necesario utilizar la dotación en su totalidad. Pero al mismo tiempo, la dotación “puede recalibrarse si es necesario” para mantener unas condiciones de financiación favorables que ayuden a contrarrestar el impacto negativo de la pandemia en la trayectoria de la inflación.

El BCE seguirá reinvirtiendo los pagos del principal de los valores adquiridos en el marco del PEPP que vayan venciendo hasta, al menos, el final del 2023.

El programa APP mantiene su ritmo de compras

Las compras netas en el marco del programa de compras de activos (APP) continuarán a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros. Estas compras se mantendrán durante el tiempo necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos de interés oficiales, y solo finalizarán “poco antes de que comience a subir los tipos de interés oficiales del BCE”.

La institución también tiene la intención de seguir reinvirtiendo, en su totalidad, los pagos del principal de los valores adquiridos en el marco del APP durante un período de tiempo prolongado después de la fecha en que comience a subir los tipos.

El BCE avisa además de que “está dispuesto a ajustar todos sus instrumentos, según proceda, para garantizar que la inflación se acerque a su objetivo de forma sostenida, en consonancia con su compromiso de simetría”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA