El BCE mantiene el ritmo acelerado en las compras de bonos y aleja el horizonte de subidas de tipos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha dejado hoy sin cambios los tipos de interés y ha anunciado hoy que mantendrá a un ritmo elevado las compras de bonos durante el actual trimestre. La institución que preside Christine Lagarde aleja además en el tiempo las perspectivas de un endurecimiento de la política monetaria en consonancia con el nuevo objetivo de inflación presentado en la revisión estratégica hace dos semanas.

De este modo, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito se mantendrán sin cambios en el 0,00%, el 0,25% y el -0,50%, respectivamente.

La institución señala que además que, “en apoyo de su objetivo simétrico de inflación del 2%”, espera ahora “que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en sus niveles actuales o en niveles más bajos hasta que vea que la inflación alcance el 2% mucho antes del final de su horizonte de proyección y de forma duradera durante el resto de dicho horizonte”, y considere además que “los progresos realizados en materia de inflación subyacente están lo suficientemente avanzados como para que la inflación se estabilice en el 2% a medio plazo”. “Esto puede implicar también un período transitorio en el que la inflación se sitúe moderadamente por encima del objetivo”, reconoce el BCE.

Compras de bonos

En cuanto a los programas de estímulo, el BCE “sigue esperando que las compras realizadas en el marco del programa de compras de emergencia para casos de pandemia (PEPP) durante el trimestre en curso se lleven a cabo a un ritmo significativamente mayor que durante los primeros meses del año”.

De este modo, los hombres de Lagarde continuarán realizando compras netas de activos en el marco del PEPP, con una dotación total de 1,85 billones de euros, al menos hasta finales de marzo de 2022 y, en cualquier caso, hasta que considere que la fase de crisis del coronavirus ha concluido.

Las compras se realizarán “con flexibilidad” en función de las condiciones del mercado y con vistas a evitar un endurecimiento de las condiciones de financiación. Si pueden mantenerse unas condiciones de financiación favorables con flujos de compra de activos que no agoten la dotación durante el horizonte de compras netas del PEPP, no será necesario utilizar la dotación en su totalidad. Del mismo modo, la dotación puede “recalibrarse” si es necesario para mantener unas condiciones favorables, explica la institución.

El Consejo de Gobierno seguirá reinvirtiendo los pagos del principal de los valores adquiridos en el marco del PEPP que vayan venciendo hasta, al menos, el final del 2023.

En una línea similar, las compras netas en el marco del programa APP continuarán a un ritmo mensual de 20.000 millones de euros, y se mantendrán “durante el tiempo necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos de interés oficiales”. En todo caso, finalizarán “poco antes de que comience a subir los tipos de interés”.

El BCE añade asimismo que reinvertirá en su totalidad los pagos que vayan venciendo “durante un período de tiempo prolongado después de la fecha en que comience a subir los tipos de interés”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA