Europa y EEUU se marcan como objetivo que el 70% de la población mundial esté vacunada el año que viene

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En la Europa comunitaria ya se ha vacunado más del 75% de la población según confirmó ayer la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen. El hito es importante porque se ha desarrollado en tan solo diez meses una vez que la Agencia Europea del Medicamente fue aprobando las diversas vacunas presentadas por las empresas farmacéuticas. Europa es el principal productor mundial de vacunas y ha exportado mil millones de dosis, de las cuales 87 millones se han enviado a terceros países de escasos recursos.

La presidenta insistió en que todos estos objetivos se han alcanzado en lo que va de año e insistió en que “Siempre hemos compartido nuestras vacunas de forma equitativa” y añadió que “hemos exportado tanto como hemos suministrado a los ciudadanos de la UE, de hecho una de cada dos vacunas producidas en el continente se exporta”. Von der Leyen se ha comprometido con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para alcanzar una vacunación mundial del 70% a lo largo del año 2022 “porque solo venceremos al COVID-19 si lo combatimos en todas partes”. En la reunión del G-20 la próxima semana en Italia se intentará precisar estos avances con carácter mundial.

La Comisión ha anunciado que librará otros 500 millones de dosis a los países más vulnerables para seguir avanzando en la lucha contra la pandemia. El avance en este ámbito ha permitido restablecer prácticamente todas las actividades previas a la aparición del virus y cada vez son más países que abren sus fronteras a quienes están vacunados o presentan pruebas de no estar infectados. En ese sentido la Comisión confirmó ayer que se han emitido 591 millones de certificados de vacunación (digital covid certificate) lo que ha facilitado los viajes y el turismo que fue uno de los sectores más afectados durante 2020.

La pandemia ha supuesto un enorme avance de la ciencia de las vacunas, pese a la controversia que provoca en determinados grupos sociales. En Europa los países más desarrollados han ido más rápidamente que los del este, y todavía ahora algunas regiones del continente siguen presentando cifras bastante altas de personas que son infectadas por el virus.