La matriz de Bankia afronta un agujero de hasta 340 millones por el Banco de Valencia

La intervención del Banco de Valencia por el Banco de España podría tener un impacto de hasta 340 millones de euros en el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, según han señalado fuentes financieras a EL BOLETÍN.

Tras el anuncio ayer de la intervención, el Banco de España procederá ahora a realizar la auditoría de la entidad, “un proceso complejo” tras el cual los hombres de Miguel Ángel Fernández Ordóñez decidirán cuál es la valoración que dan a Banco de Valencia, al que inyectarán 1.000 millones de euros.

Una de las posibilidades más probables es que el supervisor decida realizar lo que se conoce como una ‘operación acordeón’, que implicaría reducir el capital social del banco regional hasta cero para compensar su endeudamiento y sanear su balance e inmediatamente llevar a cabo una ampliación de capital por los susodichos 1.000 millones de euros suscrita íntegramente por el Fondo de Reestructuración Ordenada bancaria (FROB). En ese caso, los actuales accionistas de Banco de valencia podrían perder el total de su inversión.

El mayor accionista de Banco de Valencia es Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia. El grupo que preside Rodrigo Rato controla un 27,3% de la entidad, herencia de Bancaja. Dado este porcentaje, y teniendo en cuenta que Banco de Valencia contaba con un capital social a junio de 1.240 millones de euros, el impacto que podría tener la intervención en sus cuentas ascendería a unos 338,5 millones de euros.

Ayer mismo, minutos después de conocerse la intervención, el banco que preside Rodrigo Rato envió un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que señalaba que la operación “no tendrá un impacto significativo en la solvencia del grupo”.

Junto a BFA es accionista la familia Noguera, una de las que mayor variedad de participaciones significativas tiene en empresas cotizadas en la Bolsa española, que controla un 5,04% de la entidad a través de Libertas 7. Asimismo Unión De Valores, sociedad propiedad de la familia de Celestino Aznar, tiene un 6,14%. El ex presidente de Marie Claire también es accionista a través de Intercartera (5,00%). Federico Michavila Heras, presidente y consejero delegado de la cerámica castellonense Torrecid, controla el 1,01% de la entidad valenciana.

Otros accionistas son Sorman, S.A. con el 3,22 %, Montepio Loreto Mutualidad De Prevision Social con el 1,97 %, y S.L. Minaval con el 1,40 %. Además, la entidad tiene una autocartera del 2,52%.

Ayer, El Banco de Valencia fue intervenido por el Banco de España, que le inyectará 1.000 millones de euros y le otorgará una línea de crédito de 2.000 millones para asegurar su liquidez. La institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez decidió asimismo sustituir a los administradores de la entidad regional por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La decisión del Banco de España se produce “después de haber evaluado la situación financiera-patrimonial de Banco de Valencia y haber constatado que no ha podido adoptar las medidas adecuadas para asegurar su viabilidad”, según anunció la institución que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez.