La CECA cree que los nuevos requisitos de capital bancario sólo benefician a EEUU

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La CECA califica de “nefastas” las nuevas reglas de capital presentes en la agenda de la cumbre del G-20 que arranca hoy. En declaraciones a EL BOLETÍN, el economista jefe del organismo, Francisco Hernangómez Cristóbal, asegura que los bancos y cajas españoles saldrán muy perjudicados.

Hernangómez aseguró a este periódico, en la Asociación de Prensa de Madrid durante la presentación del curso: “Los estados contables de las entidades financieras”, que la aprobación de esta medida sólo beneficia a las instituciones bancarias que previamente han obtenido ayudas directas por parte de los gobiernos como pueden ser los bancos estadounidenses. “Los bancos españoles se tienen que dar prisa en aumentar su capital para cumplir cuanto antes con el nuevo requisito”. El analista de la CECA afirmó que es una medida contraproducente para los bancos que han sobrevivido al periodo de crisis sin pedir ayudas directas y que han mostrado durante este tiempo una solvencia de alrededor del 12%, en el caso de ciertos bancos españoles, y ahora se encuentra en una grave situación frente a otras entidades financieras que anteriormente no eran tan solventes. El caso de las cajas de ahorros es todavía más alarmante, reseñó Hernangómez, ya que todavía no están seguros de qué medidas tomarán para conseguir alcanzar el 8% requerido por el G20.

Algunos bancos españoles están acelerando el proceso de aumentar su capital para llegar cuanto antes a tener el 8% de su capital en depósito. El Banco Popular ya ha conseguido superar esa cifra y su capital en depósito se sitúa ente el 8,49% y el 8,71% gracias a que ha lanzado una ampliación de capital de 500 millones de euros, que supone la emisión y suscripción de 71.428.571 acciones ordinarias del banco, que tendrán un valor nominal de 0,10 euros cada una y un precio efectivo de siete euros por título.

El Banco Santander se embolsará 5.600 millones con la salida a Bolsa de su filial brasileña, que supondrá una de las 30 mayores entidades bancarias en cuanto a financiación bursátil.
El BBVA pretende vender con pacto de recompra y alquiler 1.350 sucursales a un fondo inmobiliario de Deutsche Bank que le reportaría unos beneficios de 1.200 millones de euros.

Por otro lado, en algunos blogs especializados en economía se aseguraba durante estos días que en la agenda de la reunión del G-20 que se llevará a cabo en Pittsburgh (EEUU) se contempla la posibilidad de aumentar el ratio de solvencia de los bancos hasta un 8% de sus depósitos. La propuesta no sólo ha sentado mal en España, sino también en otros países europeos como Francia.

Por último el proyecto del Consejo Internacional de Normas Contables (IASB, por sus siglas en inglés), no ha sido coordinado con la autoridad contable estadounidense, según ha informado esta mañana en Madrid el vicepresidente de la CNMV, Fernando Restoy, durante la jornada “Financial Reporting after the Financial Crisis”, organizada por el Instituto Español de Analistas Financieros (IEAF). Así, Restoy advirtió que “existe el riesgo de que EEUU y las normas internacionales de contabilidad diverjan significativamente en este área”. Además, el ponente se ha quejado de que “en múltiples ocasiones se ha pedido a las autoridades contables que ofrecieran soluciones rápidas” ya que se las acusaba de “perjudicar la situación de las instituciones financieras”.

En cualquier caso Restoy calificó hoy de “muy positivo” el nuevo sistema de supervisión financiera propuesto ayer por la Comisión Europea y señaló que no tendrá “ningún efecto adverso” sobre el vigente modelo español.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA