Novagalicia crea un ‘banco malo’ para sus activos “no estratégicos”

El nacionalizado Novagalicia Banco ha creado un “banco malo” que gestionará los activos “no estratégicos” de la entidad, según ha señalado su presidente, José María Castellano, que ha añadido asimismo que se crearán dos marcas distintas para operar en Galicia (donde mantiene Novagalicia Banco) y en el resto de España (NGB a partir de ahora).

Castellano y el consejero delegado del banco, César González-Bueno, han sido los encargados de presentar hoy la nueva estructura organizativa y el organigrama de la entidad, con cuatro unidades de negocio y basado en “la meritocracia”, según han subrayado.

Dentro de esta estructura se crea la Unidad de Gestión de Activos Singulares (UGAS), que estará dirigida por Francisco Zamorano, director de Riesgos en Novacaixagalicia. La función de este ‘banco malo’ es “dar salida a activos no estratégicos”, que hasta ahora estaban “dispersos”, según ha explicado González-Bueno, quien ha destacado que se trata de una decisión de gestión que no conlleva la creación de una entidad con identidad jurídica propia.

Mediante esta reorganización, el banco que preside José María Castellano intenta acelerar su saneamiento. El pasado 30 de septiembre, el banco de España nacionalizó Novacaixagalicia, a la que inyectó 2.465 millones de euros de dinero público a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Según explicó entonces el gobernador del supervisor, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a pesar de los cuantiosos fondos públicos se decidió mantener a los actuales gestores de la caja como una “segunda oportunidad” para que demostrasen la viabilidad de la entidad. Fuentes del Banco de España no estaban inmediatamente disponibles para contestar sobre la creación de este ‘banco malo’.

Alberto Núñez Feijóo, no ha sidoajeno al nuevo organigrama de Novagalicia Banco. El presidente de la Xunta ha manifestado este lunes que confía en que el organigrama diseñado para Novagalicia Banco incluya a «los mejores en los puestos de mayor responsabilidad», y ha recordado que los objetivos a conseguir son la capitalización y el mantenimiento de la entidad “en un escenario financiero cada día más convulso”.

Feijóo ha asegurado desconocer los nombres elegidos, recordando que le corresponde a la directiva del banco hacer los nombramientos “desde el punto de vista profesional”.