Bruselas certifica que Europa está al borde de la recesión

Bruselas recortó hoy a la mitad sus previsiones de crecimiento para la eurozona e incluso ha llegado a advertir de que la crisis de deuda soberana podría desembocar en una nueva recesión.

La estimación de crecimiento del producto interior bruto (PIB) del bloque para 2012 es de un 0,5% y del 1,5% para este año. En primavera la Comisión Europea vaticinó para la zona euro un avance del 1,6% para 2011 y del 1,8% para 2012.

«El panorama por desgracia es sombrío», ha advertido Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos, a los periodistas en Bruselas. «Estos pronósticos son la última llamada de atención. La recuperación ha llegado a un punto muerto y existe el riesgo de una nueva recesión a menos que se tomen acciones determinadas”.

El parón económico afectará a todos los grandes estados miembros. El crecimiento en Alemania se desacelerará desde el 2,9% este año hasta el 0,8%; Francia pasará del 1,6% al 0,6%; Italia se mantendrá estancada con un progreso de apenas el 0,5% este año y el 0,1% en 2012; y Reino Unido apenas avanzará un 0,7% este año y un 0,6% el que viene.

España incumplirá el objetivo de déficit

En el caso de España, el Ejecutivo comunitario ha rebajo al 0,7 % la previsión de crecimiento económico en 2011 y 2012, lo que supone una décima menos de lo previsto para este año (0,8 %) y ocho décimas menos de lo pronosticado para el próximo (1,5 %).

Además, Bruselas cree que España incumplirá a todas luces los objetivos de recorte del déficit en 2011 y en 2012 y no podrá recortar las cifras de paro al menos hasta 2013, por lo que Bruselas pide «más medidas correctivas». La tasa de desempleo, revisada al alza, llegará al 20,9 % en 2011 y 2012, frente al 20,6% y 20,2 % calculado por la Comisión en su pronóstico de primavera.

Esta misma semana, el servicio de estudios de BBVA presentó un informe muy pesimista sobre la economía global y aún más sobre la española. El segundo banco español no descarta una nueva recesión en Europa, espera que el paro siga subiendo en 2012 y ve difícil que nuestro país cumpla el objetivo del límite del déficit público este año, situado en el 6%. BBVA señaló que, “han aumentado los factores de riesgo” que pueden conducir a un escenario de recesión.