Las pensiones subirán apenas 2,5 euros con la nueva reforma del Gobierno

Fátima Báñez, ministra de empleo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La propuesta que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha presentado a la patronal y los sindicatos para la reforma de las pensiones supone una pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas, al menos hasta que la economía española salga de la crisis. Los jubilados cobrarán de media apenas 2,5 euros más y en el caso de las pensiones más bajas el incremento será de 1,5 euros.

La intención del Gobierno es desligar las pensiones del índice de precios de consumo (IPC), actualmente en el 1,5% según el indicador adelantado de agosto. En concreto, el nuevo Índice de Revalorización de las Pensiones que pretende sacar adelante el Gobierno tendrá en cuenta no sólo la inflación, si no también los ingresos y gastos del sistema cada año, y los déficit o superávit del propio sistema de la Seguridad Social.

El punto clave de esta reforma es que se aplicará un suelo a la revalorización de las pensiones de un 0,25% durante los años de crisis, así como un techo del IPC más el 0,25% en las épocas de bonanza, de modo que las pensiones no puedan ni subir ni bajar por encima de esos valores.

La pensión media por jubilación en España se situaba en agosto, según cifras del propio Ministerio de Empleo, de 981,92 euros, por lo que un incremento de un 0,25% se traduciría en apenas 2,45 euros. En el caso de las pensiones más bajas de apenas 600 euros, el incremento sería de apenas 1,5 euros, poco más de lo que vale un café con leche.

La economía española, que lleva prácticamente en caída libre desde 2008, cayó un 1,6% en 2012, según las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y las previsiones apuntan a una caída en 2013 de un 1,3%. Para el conjunto de 2014 el Gobierno mantiene que la economía crecerá un 0,5%, aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) no es tan optimista y augura un estancamiento.

La ministra Báñez defiende que el nuevo sistema de pensiones que pretende implementar respeta el Pacto de Toledo, en el que ya se incluía una recomendación para estudiar la posibilidad de utilizar índices distintos al IPC para revalorizar las pensiones, concepto que copa el 27% del gasto total anual de la partida de pensiones de la Seguridad Social.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish