La ‘quiebra’ de Nozar desluce la fiesta de la recuperación económica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El concurso voluntario de acreedores de Nozar ha deslucido lo que se preveía una jornada de optimismo gracias a los nuevos signos de recuperación de la economía española. La ‘quiebra’ ensombrecía los buenos augurios que pusieron sobre la mesa tanto la ministra de Economía, Elena Salgado, como la OCDE y la agencia de calificación Moody´s que ratificaba esta misma semana que el Estado español es de máxima solvencia.

La Bolsa, en máximos anuales, obviaba, en cierto modo, la suspensión de pagos de la quinta inmobiliaria por activos de nuestro país. El Ibex 35 cerraba la sesión con una subida del 1% apoyado en los avances registrados por los ‘blue chips’. Las inmobiliarias cotizadas que gozaron desde el mes de agosto de suculentas ganancias moderaron sus movimientos tras el fatal anuncio. Los blogs especializados barajaban la posibilidad de que el concurso de acreedores de Nozar pudiera ser una bomba de relojería para la economía española, e incluso, para algunos valores de la Bolsa española. Algunos blogger, como el de Estrategias de Inversión, consideraban que el ‘crack’ de la compañía podría provocar en el corto plazo un nuevo rumbo bursátil en nuestro país.

La inmobiliaria se declaraba finalmente insolvente tras cerrar sin acuerdo el plazo de cuatro meses que se dio para negociar con sus bancos y acreedores una restructuración de su deuda y obtener financiación por 70 millones. De esta forma, la compañía de la familia Nozaleda se suma así a la lista de grandes firmas del sector que se han declarado insolventes desde que estalló la burbuja inmobiliaria, como son Llanera, Martinsa Fadesa, Habitat, Tremón, Aifos, Constructora Pedralbes, Obrum, DHO y Begar, entre otros. El concurso afecta también a su filial Lena.

Nozar se convirtió en uno de los principales accionistas de las inmobiliarias Colonial y Afirma cuando estas estaban presididas y controladas por Luis Portillo y Enrique Bañuelos. La caída del valor de las participaciones en estas empresas explica en buena parte la situación actual del grupo. La compañía estaba inmersa desde el pasado mes de mayo en un proceso de negociación con acreedores que posibilitó una reciente reforma realizada en la Ley Concursal. La inmobiliaria fue una de las primeras que se acogió a una de las principales novedades de la modificación de esta ley, la que favorece la posibilidad de que las empresas se refinancien antes de entrar a concurso, mediante la apertura de un plazo de hasta cuatro meses para negociar un calendario de pagos de deuda con sus acreedores.

Hoy acababa el plazo que Nozar tenía para lograr que la banca apoyara su refinanciación, si bien la exigencia de avales que respaldasen la operación fue uno de los muros que frenó su culminación. A pesar de que los bancos acreedores, entre ellos BBVA, Caja Madrid, Popular, La Caixa, y Sabadell, vieron esta semana cómo las negociaciones estaban ultimándose y se llegaba a un acuerdo para firmar el plan y prestar 70 millones, que en gran parte acabarían destinándose a los intereses de la refinanciación de la deuda, aspectos como la «calidad» de los avales de la operación y que Nozar quería «una quita de hasta el 50%» impidieron la operación, explicaron fuentes financieras. Algunos de los bancos destacaron que no se podría ultimar el acuerdo sin garantías adicionales que respaldasen la operación.

OCDE. El índice compuesto de indicadores líderes de la OCDE correspondiente a julio muestra «signos más fuertes de recuperación» en la mayor parte de los países miembros de la institución, incluyendo España, que por primera vez desde la primera mitad de 2008 supera los 100 puntos. En concreto, el indicador compuesto para el conjunto de la OCDE alcanzó los 97,8 enteros al subir 1,5 puntos respecto al mes anterior y situarse sólo 1,9 enteros por debajo de la cota de julio de 2008.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA