El Gobierno aboga por controlar los bonus de la banca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno español se ha sumado de boca de la ministra Salgado a la iniciativa de la Unión Europea (UE) de poner límite a los bonus extraordinarios que cobran los directivos de la banca. Así, la ministra de Economía y Hacienda se ha mostrado a favor de que se extienda el control sobre estas retribuciones en el sector financiero, “hayan recibido o no las entidades ayudas públicas” por parte de sus respectivos estados.

Hasta el momento, uno de los pocos países que ha dado un paso concreto en este sentido es Reino Unido, si bien su supervisor bancario realizó una petición al resto de países para que tomasen medidas similares, ya que en caso contrario podría generar un perjuicio sobre los países que se muestren más estrictos. Francia es otro de los países que pretende un mayor control sobre las retribuciones extraordinarias en la banca. Así, el presidente Nicolas Sarkozy quiere que en la cumbre que celebrarán a finales de septiembre los jefes de Estado o de Gobierno del G-20 (los países más ricos y las economías emergentes más prometedoras) se comprometa a poner límites específicos a las primas de los banqueros.

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se ha mostrado a favor de que se extienda el control sobre los ‘bonus’ de la banca, hayan recibido o no las entidades “ayudas públicas”, ya que considera que el sector financiero es responsable del “origen” de la crisis.

La ministra de Economía, que ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa, considera por ello que es “razonable” que a los banqueros haya que pedirles un “mayor esfuerzo”que al resto de los ciudadanos para salir de la crisis, ya que están en su origen dado que llevaron a cabo actuaciones con criterios no “siempre éticos”. No es el primer ataque que el sector bancario recibe por parte del Gobierno. Si hoy ha sido la ministra de Economía, a finales de agosto fue el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, el que culpó a la banca de la crisis por haber “amparado” y “promovido” la “inflación del sector inmobiliario”. “No estaríamos aquí si no hubiera habido un modelo de avaricia financiera como el que hemos tenido”, concluyó entonces Corbacho.

La banca española ha sido hasta el momento uno de los pocos sistemas financieros del mundo desarrollado que se ha mantenido sólido en los dos años que dura ya la crisis. Hasta el momento, y frente a las nacionalizaciones de la banca llevadas a cabo fuera de nuestras fronteras, sólo una entidad, Caja Castilla La Mancha, ha sido víctima de la crisis al tener que ser intervenida por el Banco de España. A raíz de esta quiebra producida a finales de marzo, el Ejecutivo de Zapatero puso en marcha el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dotado con 9.000 millones de dólares, que todavía no ha sido utilizado. Hasta el momento, ninguna de las entidades involucradas en procesos de fusión ha pedido oficialmente la ayuda del FROB.

Salgado ha anunciado que desde hoy comparecerá todos los jueves ante la prensa, tras la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, para hablar de la evolución económica, tal y como acordaron Zapatero y los tres vicepresidentes en la reunión que celebraron hace dos días. En la rueda de prensa de hoy, la ministra también ha señalado que cada vez hay “más constancia” de que se está quedando atrás “lo más agudo de la crisis”. Aunque quedan “trimestres complicados” se puede encarar el futuro “con más confianza”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA