El Santander suelta en un año la mitad de su lastre en ‘ladrillo’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha aprovechado su intervención durante la presentación de los resultados de 2012 para destacar que el grupo ha reducido a la mitad su exposición al sector inmobiliario en España.

«Hemos reducido la exposición al sector inmobiliario en España, neta de provisiones, en 12.400 millones de euros», ha explicado Botín, «pasando de 24.900 millones  a 12.500 millones».

Este ajuste, que «mejora sustancialmente la fortaleza de nuestro balance», se logró gracias a la venta de 33.500 inmuebles propios y de promotores financieros, así como de carteras de crédito, según ha explicado el presidente del Santander.

La exposición al sector inmobiliario español representa, al cierre de 2012, el 1,7% de la cartera de créditos del grupo. Asimismo, «por primera vez desde que comenzó la crisis», en 2012 bajó el volumen de inmuebles adjudicados, con una caída del 8%.

Botín ha destacado además que el gigante bancario español ha dotado 6.140 millones de euros de provisiones para cubrir la exposición a los activos inmobiliarios «problemáticos», importe que «nos supone superar lo requerido» por las dos reformas financieras impulsadas por el ministro de Economía y Competitividad, Luis De Guindos.

El presidente del Santander ha destacado también que el banco ha dado numerosas muestras de «compromiso» con España ante las dificultades propias de la crisis. En ese sentido, ha destacado que «en Banco Santander lo tenemos claro, el desahucio es la última y peor opción para todos», por lo que la entidad lanzó en verano de 2011 la moratoria hipotecaria, de la que, al cierre de 2012, se han beneficiado 21.000 clientes.