Báñez asegura que hay 400 parados menos al día gracias a la reforma laboral

Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, asegura que el principal objetivo de la reforma laboral era «frenar el ritmo de destrucción de empleo», en lugar de crearlo, y que a pesar de los malos datos del paro, esta meta se está logrando.

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en el que se ha prorrogado el Plan Prepara hasta que la tasa de paro baje del 20%, Báñez ha querido defender así la reforma laboral poniendo el acento en que su primer año de vigencia ha coincidido con el segundo año más duro de la crisis.

Báñez ha defendido incluso que el Gobierno dijo «la verdad desde el primer momento», cuando durante la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012 anticipó que se perderían más de 670.000 nuevos empleos en todo el año, que finalmente han alcanzado las 694.000 personas.

«Lo que no puede hacer ninguna reforma laboral es pretender crear empleo en una recesión como ésta», ha añadido.

En cifras, Báñez ha explicado que la economía destruía empleo a un ritmo del 18% antes de la reforma laboral y que ahora lo hace a una tasa del 13%, gracias a que ahora el 84% de las decisiones colectivas se refieren a medidas de flexibilidad encaminadas a evitar despidos. Incluso ha asegurado que en 2012 ha habido 400 parados menos al día que en los años anteriores gracias a la reforma.